¿Para qué sirve la comunicación corporativa en la empresa?

comunicacion corporativa

La comunicación cumple un rol bastante importante alrededor de todos los ámbitos de nuestra vida, tanto personal, como profesional, político, etcétera. En el caso de las empresas, la comunicación es un aspecto fundamental el cual se debe trabajar para lograr posicionar eficazmente a la marca. Por esto y mucho más, en este artículo, queremos hablar sobre qué es la comunicación corporativa y para qué sirve la misma.

Antes de entrar de lleno en materia, debemos hablar sobre una herramienta que te permite optimizar la comunicación corporativa. Se trata de Sesame, un software de recursos humanos que cuenta con distintas funcionalidades para gestionar la comunicación interna empresarial. A través de chats internos, podrás comunicarte de forma directa con el departamento de recursos humanos, reenviar mensajes, enviar notificaciones a los empleados, entre muchas cosas más.

¿Qué es la comunicación corporativa?

En un mundo en el cual vivimos cada vez más conectados, las compañías necesitan reinventarse constantemente para conectar con el público objetivo. Realmente, los consumidores esperan que las organizaciones sean mucho más flexibles al momento de acceder a ellas y dialogantes. Por tanto, la comunicación interna de la empresa posee dentro de la misma un papel muy protagónico. Contribuye al correcto funcionamiento de la empresa, ofrece coherencia a la identidad corporativa de la misma y administra y gestiona la información externa y externa.

La comunicación corporativa es el grupo de acciones mediante las cuales una compañía comunica con sus distintas audiencias. Bien sean el público y sus clientes o sus accionistas, proveedores y otras empresas privadas o públicas. Su objetivo principal es optimizar la reputación de la empresa resaltando sus ventajas competitivas y todo ello bajo una manera de comunicación que se apegue a las necesidades de cada actividad en particular.

¿Cuáles son sus beneficios?

La comunicación corporativa tiene la capacidad de ofrecerle diversos beneficios a las empresas:

  • Desarrolla una mayor confianza y mejora el vínculo entre el emisor y el receptor.
  • Diferencia una marca de los competidores.
  • Ayuda a fidelizar a los distintos públicos de la empresa al aportar datos sobre la actividad de la organización.
  • Mejora la reputación de la compañía al mantener una conversación fluida y recíproca con el usuario.
  • Asocia los productos y servicios a los valores de la empresa y los da a conocer al público.

Tipos de comunicación corporativa

Los diferentes tipos de comunicación corporativa que desarrolla una empresa se clasifican de la siguiente manera:

  • La comunicación interna. Se trata del grupo de actividades que le permite generar y mantener buenas relaciones con sus integrantes con fines motivacionales, informativos o para fomentar los valores y las buenas relaciones dentro de la empresa.
  • La comunicación externa. Es el conjunto de acciones estratégicas que está dirigidas al público externo de la empresa. Esto, con el objetivo de mantener o mejorar la imagen corporativa, de fomentar los productos y servicios o de expandir la cantidad de clientes. Para garantizar una comunicación efectiva y exitosa, la empresa debe conocer los distintos factores que intervienen en esta. Por mencionar algunos ejemplos, la situación socioeconómica del entorno, las características del público externo y las empresas que forman parte de la competencia, etcétera.

Elementos que la conforman

La comunicación corporativa, al igual como sucede con otros tipos de comunicación, necesita de ciertos elementos para alcanzar su objetivo:

  • La planificación de estrategias. Se refiere a la encodificación o adaptación de la idea de comunicar, mediante un lenguaje preciso para el receptor del mensaje en cuestión.
  • El mensaje. Es la información final que recibirá el público receptor.
  • El profesional de comunicación. Dicho profesional, es el que representa al emisor (en este caso la empresa) que busca comunicarse con otros y es quien comienza con la transmisión del mensaje.
  • El receptor. Es el público oyente del mensaje, en este caso pueden ser una o varias personas quienes reaccionen ante él.
  • Canal de comunicación. Este es el vehículo por el cual la empresa hace llegar su mensaje al receptor y puede ser mediante de uno o de la fusión de diversos canales. Con el objetivo de alcanzar la totalidad del público de interés.
  • La medición de los resultados. Es la retroalimentación o respuesta del público receptor. La ‘no reacción’ también se considera un tipo de respuesta a considerar debido a que pone en evidencia el desinterés del receptor. Esto último nos permite optar por una estrategia distinta y otro tipo de contenido a comunicar.
  • El proceso de codificación. Dentro de la comunicación corporativa, la codificación se refiere a la interpretación que lleva a cabo el receptor del mensaje. También es el momento en el que las estrategias de comunicación evidencian si realmente fueron eficaces o ineficaces.

¿Para qué sirve la comunicación corporativa?

La utilidad de la comunicación corporativa se enfoca en los siguientes puntos:

  • Relaciones públicas. Una de las funciones principales de la comunicación corporativa consiste en darse a conocer, además de informar sobre la actividad de la empresa. Esta información debe ser comunicada de manera que llegue al público en general. Asimismo, abarca ciertas acciones como la fomentación y promoción de ciertos productos o servicios y la gestión de la imagen corporativa y la opinión pública.
  • Mediación con los distintos medios de comunicación. El área de comunicación empresarial debe encargarse de crear y distribuir una serie de documentos. Entre sus tareas se encuentra: realizar notas de presa, organizar conferencias y ruedas de prensa, responder a las solicitudes de los periodistas, entre otros. Además de todo esto, también se debe encargar de analizar la información difundida a través de los medios vinculada con la organización.
  • Gestión del riesgo reputacional. El departamento de comunicación debe prepara a los portavoces y asesorar a los directivos para que logren enfrentar las crisis de reputación y puedan disminuir los daños. De la misma forma, debe estructurar un plan de contingencia que prevea los posibles riesgos reputacionales a los que se expone la empresa.
  • Gestión de la comunicación interna. Para lograr que la fuerza laboral se comprometa y crea en la visión, la misión y los valores de la compañía, debemos generar una comunicación bastante fluida y transparente. Sobre todo, enfocándonos en comunicar los cambios de la compañía y las novedades. De esta forma, se logra aumentar la productividad de la empresa y fomentar la innovación, por tanto, este también es una función importante de la comunicación corporativa.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.