10 consejos para ser productivo a la vuelta de vacaciones

La importancia de la planificación de tareas a la vuelta de vacaciones

Volver al trabajo después de las vacaciones nunca es fácil. Si las has hecho el primero, llegarás a la oficina cuando muchos de tus compañeros se marchen a disfrutar de su descanso; si las haces el último, a tu regreso tus compañeros ya habrán recuperado el ritmo de trabajo y te costará. Lo que no cambia es que la productividad laboral se resentirá, de ahí que sea interesante seguir una serie de pautas para mejorar la productividad en el trabajo después de vacaciones.

1 Descansa en vacaciones

Las vacaciones son para descansar, así que aprovecha para relajarte y desconectar en tus días de vacaciones. Cargarás las pilas y a tu regreso estarás al 100%. Es importante dejar uno o dos días de margen entre que vuelves a casa y te reincorporas al trabajo para ir readaptándote a los horarios. Procura dormir lo necesario, especialmente la noche previa a la reincorporación.

2 Pequeños respiros

Tras unos días de vacaciones, lo más seguro es que hayas perdido el ritmo. Volver como antes de las vacaciones puede llegar a ser contraproducente, así que procura descansar unos 10 minutos cada hora de trabajo para evitar la fatiga. En esos 60 minutos de trabajo la productividad laboral será mayor, y en el descanso recuperarás las energías invertidas. Y no te sientas culpable por ello.

3 Objetivos reales…

Un error muy común es fijarse objetivos inalcanzables. Hay que tener en cuenta que los primeros días necesitaremos engrasar la maquinaria, algo que no podemos hacer de un día para otro. Por eso, es importante crear un deadline real, siendo realistas en todo momento sobre cuándo estarán las tareas. Si no es así, llegarás tarde a las entregas y te sentirás poco productivo.

4 … y ordenados por prioridad

Además de realistas, hay que ser capaces de priorizar. Es cierto que podemos empezar con una tarea fácil para iniciar el nuevo curso, pero pronto deberemos asumir las tareas más importantes y dejar para más adelante aquellas que no sean relevantes. Dar prioridad a lo verdaderamente urgente es la mejor forma de ser productivos en el trabajo y para ello puede ayudarte una herramienta para la planificación y gestión de tareas como la Sesame.

5 No obsesionarse con el correo electrónico

Una de las claves para ser productivos tras las vacaciones es no centrarse en el correo electrónico nada más volver. Cuanto más largas hayan sido las vacaciones, más e-mails habrá en la bandeja de entrada. Pero la pregunta es simple: ¿realmente es urgente contestar a todos ellos? Es una fuente de estrés, además de una pérdida de tiempo. Si hay algo realmente importante, te habrán avisado por otro canal. Además, siempre puedes buscar un correo específico e ignorar el resto.

6 Los momentos de procastinar

Está claro que habrá momentos en que necesites desconectar, donde no te llegue la inspiración. Por eso, es importante tener una to-do list con aquellas tareas menos importantes para momentos de procastinación. Es una forma de aprovechar el tiempo completando tareas secundarias, como puede ser la revisión del montón de correos electrónicos que hay en tu bandeja de entrada. Así, la productividad laboral no se resentirá tanto en estos momentos.

7 Abordar un nuevo proyecto

Si necesitas una motivación extra para volver de vacaciones, este es el momento ideal para iniciar proyectos o buscar nuevos objetivos. Has disfrutado de unos días para resetear, llegas con la cabeza fresca y despejada y enfrentarse a un nuevo reto siempre será más motivador que volver a lo mismo que hacías antes de irte de vacaciones. Dedicarás toda tu concentración a este nuevo reto, y lógicamente la productividad laboral mejorará.

8 Cambiar los hábitos de trabajo

¿Crees que tienes hábitos que perjudican tu productividad o la de tu equipo? El regreso de las vacaciones es ideal para cambiar la forma de hacer y mejorar la productividad en el trabajo. De vuelta al punto anterior, tanto tú como tus compañeros tendréis ese plus de motivación que supone la novedad, un aliciente más para cumplir con las tareas y con la nueva forma de trabajar. Si es posible, evita distracciones como el correo electrónico o las redes sociales.

9 Objetivos a corto y medio plazo

Cuando hay una serie de objetivos a largo plazo, se tiene a procastinar. En cambio, cuando estos están en el corto y medio plazo la sensación de urgencia es mayor. Por eso, es importante volver con objetivos a corto plazo, que se puedan cumplir, para tener la sensación de que somos productivos. Una forma más de mantener la motivación.

10 Mantener (o crear) hábitos saludables

Este último consejo no está ligado al día a día en la oficina, pero igualmente ayuda a mejorar la productividad en el trabajo. Si has aprovechado las vacaciones para hacer deporte o comer sano, sigue haciéndolo cuando vuelvas a trabajar. Si no lo has hecho, es el momento de empezar con los hábitos de vida saludables. Tu salud se verá beneficiada, estarás de mejor humor y sí, rendirás mejor en el trabajo.

Siguiendo estos consejos, la vuelta al trabajo después de disfrutar de los merecidos días de vacaciones resultará más fácil. Hay que ser realistas y volver poco a poco al tajo, muy pocas personas tienen esa capacidad de volver al 100%; pero si eres capaz de manejar los tiempos y las tareas pendientes, la productividad laboral no se resentirá ni siquiera en los primeros días tras las vacaciones.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.