Cómo combatir el aburrimiento en el trabajo

como no aburrirse en el trabajo

¿Alguna vez te has sentido un poco aburrido en el trabajo? No eres el único. El aburrimiento en el trabajo es un problema que preocupa a muchos empleados y también a los gestores de equipo.

Y es que es tan negativo para la organización como su antagónico, el «burnout«. ¿Qué es? ¿Cómo no aburrirse en el trabajo?

Y, desde el área de gestión de los recursos, ¿cómo combatir el aburrimiento en el trabajo de los empleados? Vamos a ir una a una desvelando estas cuestiones.

Qué es el aburrimiento en el trabajo o síndrome Boreout

¿Qué pasa si te sientes tan aburrido en el trabajo que está interfiriendo con tu capacidad para hacerlo? Es entonces cuando hablamos del síndrome de aburrimiento.

Un patrón de aburrimiento crónico en el trabajo, en el que los empleados se aburren. Y se sienten insatisfechos por la falta de tareas o por sentirse poco desafiados por el trabajo que se les asigna.

A primera vista, el síndrome de aburrimiento laboral se parece a los síntomas del exceso de trabajo. Sin embargo, no está causado por el exceso de trabajo, sino por la falta de estimulación intelectual.

Diferencia entre Burnout y Boreout

El agotamiento se produce cuando un empleado experimenta un estrés crónico. Todo ello, debido a:

  • Una carga de trabajo excesiva.
  • La falta de poder y autonomía en el trabajo.
  • Los conflictos con los compañeros o la dirección.

Al final puede dar lugar a una disminución de la productividad o a una menor satisfacción en el trabajo. También a malos resultados de salud como depresión. Y a un aumento de las intenciones de rotación de los empleados.

En cambio, el Boreout se caracteriza por la apatía (es decir, la falta de interés) más que por el estrés.

Los empleados que sufren Boreout tienden a evitar los retos en el trabajo. Además son más propensos a dejar su trabajo de forma voluntaria que los que experimentan síntomas de “burnout».

Principales causas detrás del aburrimiento crónico laboral

¿Conoces la sensación de estar atrapado en la rutina y no poder salir de ella? Eso es lo que se siente cuando no paras de pensar en cómo no aburrirse en el trabajo.

De hecho, hay una variedad de formas en que los trabajadores pueden acabar en una situación de aburrimiento crónico:

  • Las tareas que debe realizar cada trabajador no están establecidas de forma clara, por lo que las funciones de los distintos departamentos pueden acabar solapándose.
  • La dirección impone limitaciones que impiden a los empleados desarrollar su potencial creativo.
  • Se realizan tareas monótonas o demasiado sencillas, que impiden la motivación y el desarrollo de los empleados.
  • Hay una falta de estímulo y reconocimiento por parte de los superiores. Los empleados acaban pensando que sus esfuerzos no son recompensados o apreciados y pueden perder el interés por su trabajo.
  • El trabajador está o se siente sobrecualificado para su puesto de trabajo, lo que deriva en un sentimiento de insatisfacción laboral.

Hasta aquí te sientes más o menos identificado. Ahora es momento de explorar cómo no aburrirse en el trabajo y qué hacer cuando te aburres en tu puesto de trabajo.

Cómo no aburrirse en el trabajo

El síndrome de Boreout puede desencadenar en lo que los expertos en recursos humanos llaman «presentismo».

Un estudio realizado por Dan Malachowski descubrió que el 33% de los encuestados consideraba que su trabajo no suponía ningún reto. Y que pasaba una media de dos horas al día matando el tiempo en las redes sociales.

Otro estudio, publicado por la consultora TMI, reveló que el 80% del personal no se sentía comprometido con su trabajo. Y era indiferente a los éxitos y fracasos de su organización.

Cómo afrontar el aburrimiento como empleado

Es fácil caer en la rutina. Si no tienes cuidado, puedes acabar haciendo lo mismo día tras día sin darte cuenta.

Es importante pensar en tu entorno de trabajo como un todo para que puedas mantenerte comprometido, motivado y feliz en tu trabajo. He aquí algunas formas de evitar caer en una rutina aburrida:

Que tus tareas sean claras y estén bien definidas

Una buena gestión de equipos ayudará a evitar el solapamiento de responsabilidades entre departamentos.

Lo que puede llevar al aburrimiento o a la confusión de los empleados que no entienden su papel en relación con el de los demás.

Normas justas

Puede que desde dirección impongas limitaciones a lo que los empleados pueden hacer. Por ejemplo, no permitiéndoles trabajar desde casa.

En ese caso, asegúrate de que esas normas son justas y razonables para todos los implicados. Y de que se comunican con claridad para que nadie se sienta tratado de forma injusta.

Mantén el interés

Mantén el interés dando a los empleados la oportunidad de utilizar su creatividad. O sus habilidades para resolver problemas con los proyectos en los que trabajan.

Comunicación interna

Puede que haya problemas de comunicación interna o de reconocimiento entre los directivos y los empleados.

Busca la manera de resolverlos de forma directa para que nadie sienta que se le ignora o se aprovecha de él en el trabajo.

Cómo no aburrirse en el trabajo

El Boreout es algo real, y puede ser difícil de evitar. Pero hay formas de protegerse de él, y aquí hay algunos consejos que pueden ayudar.

  1. Ten claros tus objetivos.
  2. Asegúrate de que estás trabajando en cosas que te importan.
  3. Encuentra una forma de mantenerte conectado con tus compañeros de trabajo durante el día: almorzar juntos, salir a tomar algo después del trabajo… Lo que sea que funcione para ti.

Cómo afrontar el aburrimiento laboral desde RRHH

Puedes prevenir el síndrome del aburrimiento en el trabajo mediante un análisis crítico de todos los procesos internos:

  • La metodología de trabajo que tu equipo está utilizando.
  • En qué cultura corporativa se basa.
  • Qué inercias perjudiciales la mantienen.
  • El grado de adaptación de esta metodología a las necesidades de la organización en el momento actual.

¿Cómo no aburrirse en el trabajo? Serán de gran utilidad los consejos de nuestros especialistas en RRHH.

Pero es vital contar con un partner tecnológico que facilite la digitalización del área y haga más sencillo el análisis de los datos recopilados. Prueba nuestras soluciones para evaluación de equipos. ¡Será otro mundo!

Para lograr el objetivo de diseñar unos horarios flexibles e innovadores, céntrate en la distribución y revisión de las tareas, responsabilidades y funciones.

También presta atención a las medidas de rotación de las tareas más tediosas o repetitivas para repartir la carga. Así contarás con una diversidad de participantes en tu proceso de producción.

Si te interesa profundizar más en la gestión del talento de tu empresa, pásate por nuestro blog. ¡Contenido con mucho valor!

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.