Tipos de imagen de marca corporativa

imagen de marca

Cuando analizamos la imagen de nuestra marca favorita, toda una serie de sentimientos, emociones y sensaciones se nos vienen a la cabeza. De la misma forma, nos llegamos a sentir orgullosos de utilizar los productos o contar con los servicios de dicha marca. Esto puede pasar simplemente porque cubren nuestras necesidades o encajen perfectamente con nuestra personalidad. Sin embargo, todo esto no sucede por una simple casualidad. Las marcas analizan a detalle a qué público objetivo desean dirigirse, cuáles son sus expectativas y sus necesidades respecto a un producto específico. Todo esto se puede trabajar a través de la imagen de marca corporativa. A continuación, conoce los diferentes tipos existentes.

Podemos decir que el employer branding forma parte de este concepto, por ende, las empresas deben trabajar fuertemente para mantenerlo. Actualmente, podemos encontrar un software de recursos humanos especializado como Sesame, por ejemplo, con el que puedes disfrutar de los avances de la tecnología en los procesos de tu área de RRHH. Por otra parte, esto también ayuda a que tu empresa exprese y mantenga una imagen fresca y actualizada, inclinada hacia lo digital. Esto, sin duda, es un atractivo para futuros prospectos.

¿Qué es la imagen de marca corporativa?

Cuando nos referimos a la imagen de marca de una empresa, hacemos referencia a la concepción psicológica que tenemos hacia una organización en específico. En otras palabras, si una compañía nos parece buena o mala. Por ejemplo, si venden productos de calidad y si atienden correctamente, o si nos desesperamos debido a su mala atención. Todo esto definirá como la actitud que muestra la empresa conforme a los valores que desea representar.

Por otro lado, para que logremos tener una imagen corporativa es necesario que combinemos dos conceptos:

La identidad visual de la empresa + la actitud corporativa de los componentes de la entidad = Imagen de marca corporativa

Si alguno de este par de elementos que componen la fórmula falla, entonces nos enfrentaríamos a una mala imagen de marca corporativa. Esto suele suceder con las grandes empresas que presentan fallas en su manera de comunicarse. Muchas veces falsean la realidad o, por el contrario, comunican de muy buena manera, pero no cumplen con sus mensajes empresariales.

¿Para qué sirve?

  • Impulsa la identificación de productos y servicios. Toda empresa necesita que su oferta sea reconocida como parte de su propia marca. Además de esto, que se consolide en la mente de los clientes como el mejor proveedor. Por ejemplo, seguramente cuando escuchas la palabra ‘soda’ se te viene a la mente la imagen de Coca-Cola.
  • Desarrollo afinidad con la marca. La imagen de marca corporativa tiene un efecto sobre las personas y es que pueden identificarse con lo que la empresa representa. Si deseas que tu marca destaque, es necesario que busques que tenga algún sentido para tu público.
  • Incrementar el valor de la compañía. El valor de la marca se compone de elementos intangibles y tangibles al mismo tiempo. En donde la imagen que tiene el público en general y su reconocimiento son algunos de los puntos más importantes.
  • Permite crear mejores alianzas. Si buscas aliados que sean estratégicos, buenas colaboraciones e incluso contar con la ayuda de influencers, una imagen de marca corporativa adecuada te ayudará a detectar los perfiles más recomendados. 
  • Atraerá el talento que tu empresa necesita. Una muestra de esto es que Google atrae a profesionales creativos, aquellos que constantemente intenten ir más allá de sus propios límites. Esto, en definitiva, no es algo que se encuentre gracias a la publicidad de una vacante sino gracias a lo que una marca transmite.
  • Fortalece la marca frente a los clientes. Tu marca puede tratarse de una fuente de alegría, confianza e inspiración. Esa es la clave del crecimiento empresarial.

Tipos de imagen de marca corporativa

Imagen deseada

La imagen de marca corporativa deseada se basa en los ideales que tienen los directivos de la organización. En otras palabras, sólo ellos conocen lo que quieren transmitirle al público. También saben cuáles son las herramientas con las que deben trabajar y hacer que sea posible un lanzamiento. Para alcanzarlo, debes tener en cuenta qué es lo que quieres transmitir para la identidad de tu empresa. Sabiendo esto, tendrás una parte ya hecha, debido a que la imagen y la identidad corporativa siempre deben ir de la mano.

Autoimagen o imagen subjetiva

Cuando hablamos de imagen subjetiva, se dice que viene influenciada de diversos factores que están incluidos dentro de la empresa. Aquí toman el riesgo de permanecer debajo de la ignorancia por experiencias que tengan dentro de cualquier área. Por otro lado, también es llamado autoimagen debido a que los empleados de la empresa deben sentirse seguros, de alguna u otra forma, de que la imagen corporativa que representan se confiable. Sólo así podrás hacer que tu fuerza laboral transmita esa misma seguridad a cada cliente.

Imagen corporativa percibida

Se trata de una imagen de marca corporativa real y objetiva. Tratando de evitar la influencia de diversos factores externos que provoquen alteraciones en cuando a la imagen que se quiera obtener. Una vez desglosadas las clasificaciones, será necesario que evalúes algunos ejemplos que te servirán para unir todas las piezas.

Imagen corporativa difundida

En este tipo de imagen de marca debemos entablar relaciones más allá de los clientes finales. En ella se engloban inversores, colaboradores, etcétera. En conclusión, todo tipo de público debe tener presente la imagen que desea transmitir, sin contar con alguna excepción. A través de esta imagen de marca corporativa se obtienen dobles beneficios en la empresa.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.