Manual para mejorar el clima laboral en una empresa

como medir clima laboral

Todos somos conscientes de la importancia de tener un buen clima laboral en nuestra empresa. Es algo fundamental para que los trabajadores se sientan a gusto, para fomentar un ambiente laboral agradable y estimulante. Es inevitable que se tuerza en algún momento, que surjan problemas o que se enrarezca. Hay muchos factores que influyen en ello, así que deberemos estar preparados para mejorar el clima laboral. Incluso si nuestra empresa goza de un buen ambiente de trabajo, este siempre es susceptible de ser mejorado.

¿Por qué es importante mejorar el clima laboral?

Trabajar en la mejora constante del ambiente de trabajo solo tiene beneficios para la empresa. Por una parte, mejora la productividad de los empleados. Existe ese sentimiento de pertenencia a la empresa, ese mayor compromiso, lo que ayuda a prevenir la fuga de talento. En cambio, cuando el clima laboral es malo aumentan los conflictos, cuesta alcanzar los objetivos y cuesta atraer y retener el talento. Los trabajadores le dan cada vez más importancia, especialmente las generaciones más jóvenes; forma parte del salario emocional.

[banner_encuestas]

¿Qué factores influyen en el ambiente de trabajo?

Si quieres mejorar el clima laboral de tu empresa, es imprescindible conocer los diferentes aspectos que influyen en él. Son cuestiones que afectan directamente la percepción de los empleados de su puesto. La personalidad de cada trabajador -y de sus compañeros- influye, pero eso es algo que escapa de nuestras manos. En cambio, los aspectos que veremos a continuación sí que los podemos controlar:

  • Relaciones interpersonales: tanto fuera como dentro de la empresa. En estas últimas, los jefes de la empresa deben tratar de ofrecer su respaldo a los empleados, tener en cuenta sus propuestas, etc.
  • Ambiente físico: dimensiones de la empresa y el espacio de trabajo, seguridad, salubridad, la luz natural disponible, temperatura, localización geográfica… e incluso la decoración puede influir.
  • El trabajo desempeñado: todo el mundo tiene unas expectativas laborales en base a su formación. A medida que pasa el tiempo, el trabajador espera avanzar en la empresa. El estancamiento daña al clima laboral, especialmente si otros trabajadores sí que avanzan.
  • La retribución: debe estar en consonancia al nivel y responsabilidades, cargo, competencia y al trabajo desempeñado. También al tiempo que se lleva en la empresa. Es uno de los factores más importantes a la hora de mejorar el clima laboral, pero no el único.
  • Igualdad: o quizá deberíamos hablar de desigualdad. Obviamente, debe haber igualdad entre las mujeres y los hombres que trabajan en la empresa. Pero nuestra plantilla debe trabajar en igualdad de condiciones que sus iguales de otras empresas.
  • Comunicación interna: es esencial para que el trabajador se sienta a gusto. Debe tener libertad para hablar con los jefes y recibir un feedback de su trabajo, siempre en positivo.

Cómo mejorar el clima laboral

El primer paso para mejorar el ambiente de trabajo es medir mediante encuestas de clima laboral. Todas las empresas deberían pasar un cuestionario de satisfacción laboral a sus trabajadores al menos una vez al año, siempre en el mismo periodo. Nos aportan información de lo más interesante sobre el ambiente en la organización que, de otra forma, sería muy difícil recabar. A través de la encuesta de clima laboral podemos descubrir conflictos latentes y hacerles frente antes de que sea demasiado tarde.

También nos permiten conocer la opinión y propuestas de los trabajadores sobre todo tipo de cuestiones que afectan a la empresa. En este sentido, es imprescindible que la empresa sea capaz de valorar el feedback de los trabajadores y actúe en consecuencia. Podemos utilizar un programa para hacer encuestas como el software de rrhh de Sesame HR. Podrás hacer un cuestionario simple y atractivo, recibir los resultados en tiempo real y tomar las medidas pertinentes para mejorar el clima laboral. Respetar el anonimato en la encuesta de clima laboral es clave para obtener la mejor información.

Un espacio de trabajo agradable

Decíamos que el ambiente físico es uno de los aspectos clave en el ambiente laboral. Así, si lo queremos mejorar tendremos que prestar atención a la comodidad de los trabajadores: las sillas y escritorios, la luz natural, la ventilación, temperatura, limpieza, accesibilidad… Son pequeños detalles que juegan un papel decisivo en el ambiente de trabajo. No podemos pasar por alto la apuesta por la conciliación familiar. Un horario flexible o la posibilidad de teletrabajar algún día contribuyen a reforzar el clima laboral.

La transparencia es otro elemento clave a la hora de mejorar el clima laboral. Cuando hablamos de transparencia, nos referimos a las cuentas, procesos de selección y ascensos en la empresa, la propia estrategia corporativa, etc. Pero también hay que ser transparentes en lo referente a las facilidades o incluso a las escalas salariales. Es el primer paso para generar confianza entre los trabajadores. Una plantilla que confía en sus responsables será una plantilla comprometida, alineada con los valores de la empresa y con un mejor ambiente de trabajo.

Finalmente hay que hablar de respeto y comunicación. El respeto entre compañeros, pero también desde la dirección de la empresas a sus subordinados o entre equipos de trabajo y departamentos es un must. Todos deben trabajar en igualdad de condiciones para evitar que aparezcan suspicacias o agravios entre trabajadores y departamentos. Una buena comunicación es fundamental para evitar conflictos, atajarlos y desempeñar un liderazgo claro y transparente que permita mejorar el clima laboral.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.