Qué es una novación contractual y por qué hay que realizarla

novacion contractual

¿Has oído hablar de la novación contractual? Si no es así, no te preocupes, ya que te vamos a explicar todo lo relacionado con este recurso legal. Es muy común en el ámbito empresarial, pero no así entre los trabajadores.

En líneas generales, una novación del contrato se produce cuando hay una modificación de un contrato laboral pactado entre empresa y trabajador. El cambio ha de ser acordado entre ambas partes.

Las novaciones más comunes son los aumentos de salario o las modificaciones de categoría, entre otras.

Novación contractual en el ámbito legal

Las novaciones de contrato están reguladas en los artículos 39-41 del Estatuto de los Trabajadores. En esta normativa se contemplan tres tipos.

Movilidad funcional

La movilidad de tipo funcional es cuando un trabajador desempeña un puesto de trabajo distinto al que venía ejerciendo. En la práctica, suele darse dentro de una misma categoría profesional o similar.

Sea cual sea el motivo, ha de estar correctamente justificado, por ejemplo, por motivos de productividad.

La movilidad funcional puede darse en las siguientes situaciones:

  • Suprimir alguna de las obligaciones pactadas en el contrato laboral.
  • Modificar obligaciones del contrato de trabajo.
  • Añadir una nueva obligación de las acordadas inicialmente.

Movilidad geográfica

Cuando exista movilidad geográfica permanente o temporal, también ha de realizarse una novación del contrato. La movilidad de este tipo se produce cuando un trabajador se desplaza requiriendo para ello de un cambio de residencia.

Los motivos del cambio pueden ser muy diversos: apertura de nuevas sedes, intereses empresariales, nuevas estrategias, etc.

ES - INBOUND - Guide - Reclutamiento

Modificación sustancial de las condiciones de trabajo

¿Sabías qué este artículo fue muy polémico cuando se aprobó? Es lo que se conoció como «reforma laboral» en el año 2012, tal y como explicaremos más adelante.

Está regulado en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores y contempla las siguientes modificaciones, no obstante, no es una lista cerrada:

  • Horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Jornada de trabajo.
  • Remuneración y sueldo.
  • Gestión de turnos.
  • Rendimiento.
  • Funciones.

Cualquier modificación ha de venir motivada por una causa. Además, se han de cumplir una serie de requisitos en cuanto al procedimiento. Entre estos podemos destacar: causa objetiva, comunicación por escrito y plazo.

Clases de novaciones contractuales

En primer lugar, tenemos la llamada novación contractual propia o extintiva. Tiene como objetivo fijar en el contrato la desaparición de una obligación contractual. O sustituirla por una nueva. En el documento tienen que recogerse los nuevos derechos y obligaciones de ambas partes.

Y, en segundo lugar, la llamada novación contractual modificativa o impropia. Aquí no hay desaparición de obligación, sino la modificación de algún elemento como, por ejemplo, una cláusula.

En la práctica, se modifica el objeto del contrato o las condiciones principales. Además, dentro de esta clase se pueden dar otras dos más:

  • Novación subjetiva. Se realiza cuando cambian los sujetos del contrato, pero las condiciones no varían.
  • Novación objetiva. Al contrario que la anterior tipología, en este caso sí que se modifican las características o el objeto.

Casos habituales de novación

En el mercado laboral suelen practicarse numerosas novaciones contractuales, no obstante, te vamos a explicar las más comunes. Eso sí, hay algunos tipos de contrato laboral que no pueden ser modificados.

En primer lugar, tenemos el cambio de tipo de contrato. La mayoría de las relaciones laborales se establecen con un contrato temporal.
No obstante, este contrato pasa a convertirse en indefinido con el tiempo. Cuando esto sucede, empresa y trabajador tienen que firmar una modificación contractual.

En segundo lugar, el aumento salarial. Si ambas partes pactan un aumento de salario (no puede ser puntual), este ha de quedar reflejado documentalmente. Para ello, se tiene que firmar una novación o anexo contractual que se adjuntará al contrato inicial.

Y, en tercer lugar, los planes de retribución flexible. La empresa puede ofrecer ciertos beneficios (seguro médico, cheque de comida, etc.). No obstante, para que ese pago en especie tenga constancia ha de venir por escrito en una novación del contrato.

¿Hay requisitos en la novación contractual?

Las empresas no pueden modificarte el contrato si no se cumplen una serie de requisitos previos. En caso contrario se estaría produciendo arbitrariedad y sería muy negativo para el empleado.

Te recomendamos que los leas detenidamente, ya que así te podrás proteger ante futuras situaciones:

  • Necesidad real de suprimir o prescindir de alguna obligación estipulada en el contrato inicial de trabajo.
  • La naturaleza del trabajo ha cambiado y, por ello, han surgido otras necesidades que no estaban recogidas anteriormente.
  • El trabajo actual del empleado, así como sus obligaciones han cambiado y son muy diferentes a las del contrato inicial.

Es muy importante que des tu consentimiento para que la novación del contrato se produzca. En caso contrario, el inicial seguirá vigente. Ante la duda, consulta a un profesional experto en la materia.

Art. 41 del Estatuto de los Trabajadores

Este artículo establece que la dirección de la empresa puede acordar la modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Por ello, se puede ver afectado el horario de trabajo, el tiempo de la jornada o los salarios, entre otras cuestiones.

La reforma del Estatuto de los Trabajadores fue muy polémica en este sentido. Esto es así, ya que el trabajador no puede negarse a una reducción de salario o a un cambio de funciones.

Este artículo produjo un aumento del desempleo significativo durante algunos años y, además, a una pérdida de poder adquisitivo. No obstante, con los años la tendencia cambió y se volvió a crear empleo.

A pesar de que esta normativa causó una confrontación entre gobierno y trabajadores, a día de hoy no se ha derogado.

En resumen, la novación contractual es una práctica común en el mercado laboral.

¿Te interesa más información como esta? Si es así, no dudes en suscribirte a la newsletter de Sesame HR para recibir más publicaciones.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.