Cómo contratar a tu primer empleado

Claves para incorporar al primer trabajador en tu empresa

Llega un punto en que un emprendedor es incapaz de asumir toda la carga de trabajo, y necesita contratar al primer empleado para que su proyecto siga creciendo. ¿Has llegado a ese punto? Enhorabuena, no es nada fácil alcanzar este objetivo; pero seguro que tienes dudas sobre un proceso que te puede parecer muy cuesta arriba si nunca lo has afrontado. Por suerte, solo tienes que dar una serie de pasos para contratar a un trabajador y poner en marcha el proceso de selección de personal.

¿Qué contrato ofrecerás?

Lo primero que debes tener claro son las necesidades de la empresa. No es lo mismo necesitar a un trabajador a tiempo completo que alguien a tiempo parcial o a un empleado al que puedas contratar para cumplir con determinados proyectos. Si no lo sabes, hay tres preguntas que deberías hacerte:

  • ¿Cuánto trabajo tienes? La cantidad de trabajo que le puedes dar en el momento actual, o lo que puedes delegar, es muy importante.
  • ¿Cuánto trabajo tendrás? También es importante hacer una previsión sobre el trabajo futuro y las habilidades o experiencia que necesita.
  • ¿Qué efecto económico tendrá? Contratar a un trabajador tiene un importante coste económico, así que deberás calcular cuánto tendrás que pagar en sueldo, impuestos o cotizaciones, además de las posibles ayudas a las que tengas acceso.

A partir de la respuesta a estas tres preguntas te resultará más fácil decidir qué tipo de contrato le puedes ofrecer. No olvides informarte de las diferentes opciones de contratación que tienes, pues quizá te resulte más beneficioso ofrecer un contrato fijo-discontinuo que uno temporal o indefinido.

Inscríbete en el Sistema de la Seguridad Social

Antes de contratar al primer empleado será necesario que te inscribas en la Seguridad Social como empresario. Te asignarán un código de cuenta de cotización que deberás indicar en la solicitud TA.6 ante la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) junto a tu documento identificativo y el documento de la actividad económica de la empresa. Recuerda que debes dar este paso antes de la contratación del trabajador.

El proceso de selección para contratar al primer empleado

Ya lo tienes todo a punto, así que solo te falta publicar la oferta de empleo y empezar a recibir los currículums de los candidatos. Al ser la primera vez que te enfrentas a un proceso de este tipo, toda ayuda es buena y contar con un software de contratación de personal para tu empresa como Sesame siempre será una excelente elección. No solo porque te permite registrar a todos los candidatos, sino porque puedes ajustarlo de modo que te indique cuál es el empleado adecuado para la posición que necesitas cubrir.

Tendrás un panel de candidatos donde aparecerán los diferentes aspirantes que han enviado su currículum a tu empresa, con la información fundamental sobre cada uno de ellos. Puedes reunir toda la información de los candidatos (currículum, experiencia, portfolio, cartas de recomendación y referencias o cualquier otra información que necesites) y hacer un seguimiento del proceso. Si te parece poco, también tendrás un histórico de candidatos. Así, en caso de necesitar contratar un segundo trabajador en el futuro podrás acudir a él para agilizar el proceso.

La entrevista de trabajo

En Sesame puedes incluir una checklist de requisitos, indicando los que cumple el candidato. Esta es una de las cosas que debes preguntar en la entrevista de trabajo. Lógicamente, la entrevista debe girar en torno al puesto de trabajo: formación y experiencia del candidato, qué puede aportar, qué espera del puesto de trabajo y qué le puedes ofrecer… Si tienes el currículum del trabajador, sabrás cuáles son sus puntos fuertes y cuáles los débiles. Deberías interrogar por ahí, en busca de las respuestas que determinen si es o no el candidato ideal.

El papeleo: cómo dar de alta a un trabajador

Por fin has encontrado al candidato ideal, así que solo te queda por resolver una cuestión: cómo dar de alta a un trabajador para que se incorpore cuanto antes a tu empresa. Antes de nada, conviene recordar que si le estás ofreciendo su primer puesto de trabajo será necesario afiliarlo a la Seguridad Social. Es un trámite que sirve para toda la vida, así que si cuenta con experiencia anterior no hará falta que lo repitas.

La solicitud de alta en la Seguridad Social puede hacerse hasta 60 días antes de que el empleado se una a la empresa, y debes remitir todos estos datos:

  • Nombre o razón social del empresario que solicita el alta
  • Código de Cuenta de Cotización del empresario
  • Régimen de la Seguridad Social
  • Nombre, apellidos, domicilio, DNI y nº de la Seguridad Social del trabajador
  • Fecha de inicio de la actividad
  • Grupo de cotización
  • Tipo de contrato (y coeficiente de jornada)
  • Ocupación (solo en los casos previstos por ley)

A continuación, hay que registrar el contrato de trabajo en el SEPE (Servicio de Empelo Público Estatal). Tienes 10 días para hacerlo, y lo puedes presentar a través de su página web. Una vez has cumplido con este paso, tu trabajador ya está dado de alta y puede empezar a trabajar. No olvides que deberás ingresar tus cuotas de la Seguridad Social y las del trabajador contratado en el mes siguiente a su devengo.

Como ves, contratar al primer empleado no es muy complejo. Basta con cumplir con todos los trámites exigidos, y si además cuentas con un software de rrhh que te ayude a optimizar el proceso de selección te resultará mucho más fácil contratar al trabajador adecuado.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.