El plan de desarrollo profesional y sus beneficios

La gestión de la formación en la empresa como parte del plan de carrera profesional

¿Para qué sirve implantar planes de carrera en la empresa? Si tú también tienes dudas respecto a la implantación de un plan de desarrollo profesional en tu organización, quizá sea porque no te has parado a analizar las muchas ventajas de estas iniciativas.

Contar con un programa de este tipo sirve para canalizar la gestión del talento de recursos humanos, para cuidar y ayudar al desarrollo del talento que ya tenéis en la compañía pero también para atraer nuevos talentos, mejorando a la vez el employee experience de todos los trabajadores .

Qué es un plan de desarrollo profesional

Esta iniciativa no deja de ser un plan de desarrollo de talento humano, el camino que seguirá un trabajador para crecer en el seno de la empresa. Este plan sirve para gestionar el talento, e incluye la planificación del desarrollo y crecimiento en vistas al futuro.

Para ello, será necesario ofrecer al trabajador tanto la formación como la experiencia y el acompañamiento necesarios para crecer en la organización y alcanzar esas habilidades y capacidades necesarias para avanzar a la siguiente etapa del plan.

En un plan de desarrollo profesional tan importante es la intervención de la empresa como la del trabajador. A las empresas les interesa atraer y retener el talento, ya que de este modo tendrá una cantera de profesionales a la hora de cubrir las vacantes que pueda haber en los puestos de mando o incluso las nuevas posiciones de responsabilidad que puedan surgir gracias al crecimiento corporativo.

Por su parte, el trabajador crecerá profesionalmente, alcanzando puestos de más responsabilidad que irán acompañados de una subida salarial.

En este sentido, podría ser interesante para la empresa diseñar un sistema de ascensos y promoción interna.

Ventajas del plan de desarrollo de talento humano

La clave en la gestión del talento de recursos humanos está precisamente en ofrecer a la plantilla no solo un puesto de trabajo, sino la posibilidad de progresar en su carrera profesional. Un crecimiento que puede ir de la mano del crecimiento de la empresa.

Por eso, una de las claves de cualquier plan de desarrollo del talento humano pasa por hacer coincidir las necesidades de la empresa con el crecimiento profesional de su talento. Dicho de otro modo, preparar a los trabajadores para cubrir las necesidades que la empresa tendrá en un futuro.

Así, si sabemos que un alto mando se jubilará en 5 años y que su plaza deberá cubrirse, se puede formar a un mando intermedio para que la ocupe. Paralelamente, se puede preparar a un trabajador de un rango inferior para que ocupe el mando intermedio que quedará vacante. De este modo, los trabajadores pueden desarrollarse a través de los ascensos y la empresa se asegura de retener al talento, que accederá a posiciones de mayor responsabilidad.

Precisamente esa es otra de las ventajas de contar con un plan de desarrollo de talento humano: se reduce la tasa de rotación de personal. Cuanto más baja sea esta tasa, mayor será la estabilidad en la plantilla de la organización. Esta se ahorrará la captación y formación de nuevos trabajadores; y los que ya están en la empresa disfrutarán de estabilidad laboral. Al ver reducida la incertidumbre sobre su futuro, estarán más identificados con la empresa y sus valores. Su implicación será mayor, y con ella aumentará la productividad.

Ofrecer un plan de desarrollo profesional a los trabajadores también supone un refuerzo para la imagen de la empresa. Constituye un refuerzo de la reputación, ya que desde el exterior se verá como un lugar idóneo para trabajar. Se transmite el interés por del desarrollo y bienestar de la plantilla, y no serán pocos los candidatos talentosos que llamen a la puerta de la organización en busca de las oportunidades de crecimiento profesional que no tienen en su empresa actual.

Además, de cara a posibles clientes, siempre es mejor promocionarse como una empresa que se preocupa por sus trabajadores y las condiciones laborales.

El papel de los trabajadores en la gestión del talento de recursos humanos

El equipo de recursos humanos será el encargado de detectar estas necesidades u oportunidades que la empresa tendrá en el futuro y de buscar el talento en la empresa.

De la mano de la dirección deberá diseñar el plan de desarrollo profesional, para lo que siempre viene bien contar con herramientas como Sesame que te permiten gestionar de forma eficiente el talento humano. Pero para que la cosa funcione de verdad, será imprescindible contar con la colaboración de la plantilla.

Por mucho que la empresa se esfuerce en el diseño de un plan de desarrollo profesional, a la hora de la verdad los trabajadores serán los únicos responsables de su carrera profesional. Saben lo que la firma para la que trabajan esperan de ellos, las herramientas que les ofrece y los puestos que pueden ocupar en el futuro. En sus manos está cumplir con las expectativas, presentarse a las convocatorias que pueda haber y demostrar el verdadero interés por crecer y progresar.

También es importante que la empresa presente estos planes de desarrollo de forma atractiva para motivar a los trabajadores.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.