Cómo sacar el máximo partido a la gamificación en recursos humanos

gamificacion

Todos tenemos algún recuerdo que cuando íbamos a la guardería o los primeros años en la escuela. Entonces, aprendíamos jugando. En cierto modo, esto es lo que nos ofrece la gamificación en recursos humanos.

Se trata de un recurso que no deja de ganar adeptos entre empresas de todo tipo y sectores. Seguramente, RRHH es el departamento que más partido puede sacar a la gamificación.

Una forma de romper con los modelos de formación o gestión del talento tradicionales que puede ser de lo más ventajosa para tu empresa.

Solo tendrás que conocer las claves para aplicarla y exprimir al máximo todo su jugo.

Qué es gamificación en recursos humanos

La gamificación en recursos humanos es el uso de juegos y técnicas dinámicas en la gestión del talento.

En la mayoría de casos, tiene una aplicación formativa, pero puede utilizarse en diferentes ámbitos de RRHH.

Se siguen principios pedagógicos asociados a las necesidades corporativas: trabajo en equipo, responsabilidad, superación individual…

La clave del éxito de este modelo es que los trabajadores llegan con una mejor predisposición que a las actividades tradicionales. En cierto modo, se olvidan de que están aprendiendo sin dejar de aprender.

Estas son las ventajas de la gamificación en RRHH más destacadas:

  • Fidelización y motivación: el trabajador siente que la empresa lo apoya, que invierte en su mejora. Se refuerza el vínculo empresa -trabajador, y este se sentirá más motivado tanto por aprender como por su trabajo. Así, es más fácil que acaben completando todos los cursos.
  • Mejora el ambiente de trabajo: los juegos hacen que mejore el clima laboral. Hay una puesta en común de intereses o preocupaciones entre los trabajadores. Si a ello le añadimos las encuestas de clima laboral, la organización podrá empezar a mejorar sus condiciones de trabajo.
  • Formación más efectiva: cuando el aprendizaje es divertido, será más fácil retener el conocimiento que si es aburrido. La gamificación tiene una elevada tasa de retención de conocimientos, en parte porque los trabajadores se implican más.
  • Construcción de la cultura corporativa: conoceremos mejor a nuestro equipo, y los trabajadores se conocerán mejor entre ellos. Además, fomenta la competitividad en positivo. Es una forma más de promocionar la originalidad, la creatividad o la iniciativa propia de nuestros trabajadores.

Cómo implantar la gamificación en recursos humanos

Ahora que ya sabes qué es la gamificación en recursos humanos y conoces sus ventajas, vamos a ver cómo implantarla.

Antes de nada, debes tener claro que la gamificación en RRHH va de la mano de la digitalización de la empresa. Podemos aplicarla siguiendo cuatro sencillos pasos:

  1. Diseño de una estrategia: todo lo que hagas necesita un objetivo, y esta no es una excepción. Por eso nos preguntaremos quién jugará, cómo quieres que se comporten, cómo les ayudará el juego, qué procesos de RRHH involucrar… Un buen plan nos ayudará a lograr el objetivo.
  2. Varios ganadores: los juegos deben ser un reto, pero también factibles. Recuerda que el objetivo es fomentar el aprendizaje y el buen clima laboral, no dañarlo. Más importante que lograr un ganador es que todos acaben contentos. El feedback ayudará a motivar más a los trabajadores.
  3. Pequeños objetivos: en el proceso de gamificación necesitamos pequeños objetivos que culminen en el objetivo final. Así, los trabajadores desarrollan poco a poco sus habilidades, adquieren nuevos conocimientos. Añadir hitos laborales específicos ayuda a que los objetivos sean más eficaces.
  4. Evaluación periódica: el equipo de RRHH debería analizar periódicamente los métodos de gamificación. Así, nos aseguramos de que están en sintonía con los objetivos comerciales o de la organización. También para incorporar el feedback del empleado y hacerlos más eficientes.

Más allá de seguir estos cuatro sencillos pasos, tendremos en cuenta las particularidades de cada proceso de recursos humanos.

Esta adaptación es lo que nos permitirá sacarle el máximo partido a la gamificación en RRHH. Al fin y al cabo, no es lo mismo la formación que el reclutamiento.

Gamificación en el reclutamiento

Aquí es donde podemos sacar el máximo potencial a la gamificación en recursos humanos. Hay todo tipo de juegos que se convierten en herramientas de aprendizaje muy eficientes.

Además, se pueden adaptar según las necesidades que tengamos. Incluso podemos potenciar la cultura corporativa.

En selección de personal

Puede ser un gran aliado en los procesos de selección de personal. Los juegos en entrevistas grupales sirven para conocer las habilidades del candidato. También para saber cómo actúa en unas circunstancias concretas.

Así, sabemos qué aportará a la organización, si casa con la cultura corporativa o con los perfiles existentes, etc.

En el onboarding

Ligado en cierto modo con los procesos de reclutamiento y selección, podemos aplicar la gamificación al onboarding.

De este modo, logramos acercar todavía más rápido la cultura corporativa al nuevo empleado.

Facilita el conocimiento de la nueva empresa y la interacción con los nuevos compañeros.

En la evaluación de desempeño

Los juegos nos pueden ayudar a evaluar a los trabajadores. Más allá de conocer su desempeño, se impulsa el aprendizaje y la mejora de los empleados gracias a la retroalimentación.

Nos permite identificar los puntos débiles de los trabajadores y capacitarlos para que puedan reforzarlos.

Ejemplos de gamificación en RRHH

Para entender todavía mejor cómo funciona, acabaremos con una serie de ejemplos de gamificación en recursos humanos.

Uno de los casos más llamativos es el de Domino’s Pizza. Uno de sus métodos de selección consistía en que los aspirantes a un empleo creasen una pizza con una serie de ingredientes.

Aquí en España, Correos lanzó un juego donde sus empleados debían buscar errores tipográficos en más de 160.000 webs. Cada error era un punto, y a medida que sumaban puntos recibían premios.

También sabemos que en Google un 20% de la jornada laboral se dedica a creatividad y juegos.

PwC también apuesta por la gamificación en los procesos de selección. Cuenta con una aplicación parecida al Monopoly. Cada aspirante debe superar un reto relacionado con el puesto al que aspira para progresar.

Y no olvidemos las insignias formativas y métodos similares.

¿Quieres saber más sobre la gamificación en recursos humanos? Descubre los contenidos relacionados en el blog de Sesame HR, tu referente en software de recursos humanos.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.