Guía sobre clima laboral en las organizaciones

como medir clima laboral

Qué es el clima laboral en una empresa

No importa si nos referimos al clima laboral o el ambiente de trabajo, se trata de la percepción que los trabajadores tienen de la empresa. En cierto modo, es un concepto algo abstracto, pues afecta a la forma de relacionarse, los recursos disponibles o la forma de actuar de la empresa; pero un clima laboral positivo y una buena satisfacción laboral inciden favorablemente en la productividad.

clima laboral
«Para el 7% de los profesionales, un buen entorno laboral es la principal prioridad y casi el 47% lo considera uno de los elementos que más valoran a la hora de incorporarse en una empresa»
— Ransdtad «Employer Branding. Cuando la percepción puede convertirse en realidad»

La importancia de medir el ambiente laboral

Entre otras cosas, medir el clima laboral nos permite detectar las necesidades y tendencias entre los trabajadores. Ayuda a prevenir problemas como la desmotivación o insatisfacción, se obtiene una excelente información sobre la situación de la empresa, podemos reforzar la cultura corporativa e impulsa el desarrollo de los equipos. Nuestra plantilla se siente escuchada, creando el ambiente ideal para el desarrollo de su misión.

En la actualidad, su importancia ha tomado especial relevancia con el objetivo de retener el talento en las empresas y frenar la alta rotación de personal que ha ido en aumento en los últimos años.

«El 46% de los departamentos de RRHH piensa que en los próximos años debería centrar esfuerzos en mejorar el bienestar y satisfacción de los empleados»

Aquí puedes acceder a una  Guía sobre encuestas de clima laboral

Tipos de clima laboral

Más allá de un clima laboral positivo o negativo, podemos clasificar el ambiente de trabajo según el tipo de liderazgo ejercido por la dirección de la empresa. Como veremos en el siguiente punto, el liderazgo y la capacidad decisoria de la plantilla solo es el primer paso para conseguir un buen clima laboral en nuestra organización.

  • Autoritario. Es el ambiente de trabajo propio de las organizaciones altamente jerarquizadas. La dirección es la que toma las decisiones, y los trabajadores únicamente tienen que obedecer. La confianza en los empleados es prácticamente nula, y estos no tienen ningún tipo de poder decisorio sobre sus funciones. La comunicación interna y el feedback son realmente malos. Es el peor clima laboral posible.
  • Paternalista. Aunque el trabajo está bastante jerarquizado, el trato es más cordial y hay cierta confianza en la plantilla si lo comparamos con el clima laboral autoritario. También mejora la comunicación interna, aunque lejos del escenario ideal, y el feedback suele ser bastante bajo. Los trabajadores difícilmente se identifican con los valores, objetivos, filosofía o misión de la empresa para la que trabajan.
  • Consultivo. Los trabajadores tienen cierta autonomía en la toma de decisiones de cuestiones determinadas lo que mejora el ambiente de trabajo. Eso sí, las decisiones más importantes las continúa tomando la dirección de la empresa. El nivel de compromiso con la organización, sus valores y misión es mayor que con otros tipos de clima laboral, y también existe una mayor implicación que redunda en mejores resultados.
  • Participativo. Se trata de una situación donde la dirección confía plenamente en la plantilla. La comunicación vertical, tanto ascendente como ascendente, es excelente; y hay un alto grado de feedback. Esto hace que las decisiones, incluidas las estratégicas, se tomen de forma consensuada. El clima laboral es excelente, la plantilla está comprometida y se siente realizada con su trabajo.
Ambiente laboral

Decálogo del buen clima laboral en una empresa

La construcción de un clima laboral positivo solo es posible cuando se tienen en cuenta todos los aspectos que influyen en la satisfacción laboral de nuestra plantilla. Aunque podamos señalar hasta 10 puntos clave, es innegable que la satisfacción total será la suma de los diferentes aspectos que influyen en el ambiente de trabajo. No podemos centrarnos en uno y dejar el resto al margen.

Liderazgo y confianza

Como hemos visto al hablar de los tipos de clima laboral, un modelo de liderazgo que ofrezca libertad y poder de decisión a los trabajadores siempre será mucho más satisfactorio que el modelo autoritario. Es posible que la jerarquización extrema funcione en situaciones específicas como una crisis o el lanzamiento de la empresa, pero el liderazgo debe generar confianza en los trabajadores.

Buena comunicación interna

Cuanto mejor sea la comunicación interna, mejor será el clima laboral. Una buena comunicación interna fomenta la cohesión en la plantilla, tanto entre compañeros de trabajo como con la dirección o con otros equipos de trabajo. Para ello, la comunicación debe ser multidireccional: horizontal y vertical, ascendente y descendente. La falta de comunicación interna es sinónimo de conflicto.

como mejorar el clima laboral

Conciliación y flexibilidad laboral

Cuando un trabajador alcanza el equilibrio entre su vida personal y su carrera profesional, está mucho más satisfecho con su puesto de trabajo. Entre los muchos recursos disponibles para fomentar la conciliación destaca la instauración del horario flexible, pudiendo adaptarlo según sus necesidades. El teletrabajo o la desconexión digital también ayudan en este sentido.

Plan de carrera y desarrollo profesional

Contar con oportunidades de desarrollo profesional no solo es un aliciente más para cumplir con la misión encomendada, es una forma de potencial el buen ambiente de trabajo. Especialmente porque los planes de carrera ayudan a comprender mejor los movimientos internos en la organización, eliminando fuentes de conflicto como las sospechas de favoritismo hacia algunos empleados.

Instalaciones y beneficios para los empleados

El espacio de trabajo influye, y mucho, en el ambiente laboral. No es lo mismo ocupar un espacio amplio, con todas las facilidades para desempeñar nuestra labor, que un espacio pequeño e incómodo. Un aparcamiento, una buena conexión con transporte público o beneficios como cheques comedor, abono transporte, seguro médico, etc. contribuirán a mejorar el clima laboral.

Formación y capacitación

¿La empresa se preocupa por el futuro de sus trabajadores? Hay muchas formas de demostrarlo, y una de las más evidentes es la apuesta por la formación de los empleados y su reskilling. Por una parte, estos no se quedan desfasados ante las novedades del sector. Por otra parte, están preparados para asumir nuevas responsabilidades en la organización. Un win-win para la empresa y su plantilla.

Definición de objetivos y metas

Todo el mundo necesita unos objetivos que le ayuden a completar su misión. En este sentido, es importante utilizar unos objetivos SMART, que se puedan medir, realistas y relacionados con la misión de la empresa. Además, el cumplimiento de las metas debe implicar un reconocimiento para los trabajadores lo que sin duda mejora el ambiente de trabajo.

Políticas de igualdad y transparencia

Transparencia e igualdad son clave en el buen ambiente. Cuando dos trabajadores que ocupan puestos idénticos o equivalentes no son retribuidos o tratados equitativamente se genera un agravio que tarde o temprano enturbiará el ambiente de trabajo. Lo mismo pasa cuando tomamos decisiones de forma opaca: creamos el caldo de cultivo ideal para que surja el conflicto y empeore el clima laboral.

Reconocimiento y recompensa a los trabajadores

Ya lo hemos mencionado anteriormente, la empresa debe reconocer los logros de sus empleados y realizar una buena gestión del talento. Pero no basta con una palmadita en la espalda o un mensaje público de felicitación, hay que ofrecer algún tipo de recompensa, ya sea económica, en especie o en forma de días libres. Mantendrás a las tropas motivadas, potenciando el buen clima laboral en la organización.

Políticas salariales adecuadas

Aunque la hayamos dejado para el final, la cuestión salarial es clave en el ambiente y satisfacción laboral. Tu plantilla debería cobrar, al menos, lo mismo que ofrece la competencia. Ofrecer un sueldo competitivo, y pagar en la fecha acordada, ayuda a construir un mejor clima laboral. Cuando el salario es bajo y los impagos o retrasos se repite, el ambiente de trabajo rápidamente se resiente.

Factores que influyen en el entorno laboral de una empresa

Más allá de este decálogo del buen clima laboral y las acciones que tenemos para fomentar el buen ambiente de trabajo, deberíamos conocer los factores que afectan al clima laboral. Cuestiones como los valores de la organización tienen mucha más influencia de lo que algunos creen, y no podemos perder de vista cómo nuestra cultura corporativa influye en el ambiente de trabajo.

  • Cultura organizacional. Cada empresa tiene una forma de trabajar diferente, y no siempre es fácil encontrar trabajadores que casen con nuestra cultura organizacional. Por eso, el equipo de recursos humanos debe asegurarse de que selecciona a los trabajadores que mejor encajan en nuestra forma de trabajar. Si no es así, es fácil que surjan problemas que acaben afectando negativamente el ambiente de trabajo.
  • Conciliación entre vida laboral y personal. Una vez más, tenemos que hablar de la conciliación laboral. Es uno de los factores que más influyen en el clima laboral, pues los trabajadores son personas antes que empleados y la empresa debería aprovechar todos los recursos disponibles para potenciar la conciliación. A veces, un pequeño esfuerzo por parte de la empresa tiene múltiples recompensas.
  • Sentido de pertenencia a la empresa. La identificación del trabajador con la organización también influye en el ambiente de trabajo. Cuanto mayor es el sentimiento de pertenencia, mejor debería ser el ambiente de trabajo. Nuestros empleados harán un mayor esfuerzo por la organización, tratando de cumplir con la cultura de la organización, con sus valores y con la misión de la empresa. Siempre es bueno tener a trabajadores implicados.
  • Responsabilidad social. Aunque podamos incluir la RSC en la cultura empresarial, es preferible citarla a parte. Un trabajador siempre estará más satisfecho cuando trabaja en una empresa que ayuda a mejorar la sociedad, sin importar si actúa a nivel global o local. Las nuevas generaciones de trabajadores están cada vez más concienciadas sobre la responsabilidad social de las empresas, y eso es algo que no podemos obviar.

Cómo favorecer el clima organizacional desde el departamento de recursos humanos

Entre las diferentes responsabilidades que deberán asumir los equipos de recursos humanos está la gestión del ambiente de trabajo e impulso de un clima laboral positivo. No olvidemos que un buen ambiente de trabajo es fundamental para atraer y retener talento, de ahí que RRHH deba trabajar codo a codo con la dirección en aras de favorecer las condiciones de trabajo adecuadas para mantener satisfecha a la empresa.

Actividades de team building fuera del trabajo

Entre los diferentes beneficios del team building encontramos la mejora de la comunicación entre trabajadores y el refuerzo de la confianza y cooperación entre ellos. ¿Te suena? Son dos aspectos fundamentales a la hora de generar un buen ambiente de trabajo. Además, puede ser un elemento motivacional más y ayuda a reducir un estrés y unas tensiones que siempre afectan negativamente el clima laboral.

Gestión del conflicto

Aunque no son deseables, es inevitable que tarde o temprano surja algún conflicto interno entre empleados, equipos de trabajo, etc. RRHH debe atajar el conflicto lo más rápido posible y tomar las medidas pertinentes junto a la dirección de acuerdo con los códigos internos de la empresa. Más allá de una actuación rápida y contundente, es importante tomar las medidas de prevención de conflictos adecuadas.

Valoración del feedback de los trabajadores

A la hora de la verdad, los trabajadores son los que mejor conocen el ambiente de trabajo en la empresa. Su feedback es fundamental para valorar el éxito de las medidas aplicadas y estudiar la aplicación de nuevas medidas. El equipo de recursos humanos debe recabar la opinión de la plantilla y trabajar en base a este feedback, ofreciendo respuesta a sus demandas para mejorar el clima laboral.

Clima organizacional

Cómo medir el clima laboral de una organización

Llegados a este punto, te preguntarás cómo medir el ambiente de trabajo de tu empresa. Lo único que debes hacer es escuchar a los trabajadores, y para ello contamos con las encuestas de clima laboral. Si a ello le unes el uso de un software de recursos humanos como Sesame HR, tienes los recursos más que suficientes para analizar el ambiente laboral de la organización.

Cómo hacer una encuesta de clima laboral

El primer paso será tener claro qué información quieres obtener de tus trabajadores. Así, podrás establecer unos objetivos y elegir el tipo de encuesta laboral adecuado. Elige las preguntas adecuadas según este objetivo, pero también las respuestas. Puedes incluir escalas numéricas, valoraciones por estrellas, estado de ánimo… Respeta el anonimato de las encuestas y actúa en función de los resultados. Así, los trabajadores verán que su feedback tiene repercusión.

encuestas laborales y clima

Clima laboral y People Analytics

El estudio de los datos sobre las personas ha llegado para quedarse y debemos aprovechar su máximo potencial. Utilizar una estrategia de People Analyics para disponer fácil y visualmente de los datos que tenemos de los recursos humanos de nuestra empresa es primordial para poder tomar decisiones estratégicas.

El análisis de la información de que disponemos sobre las encuestas laborales, formaciones, evaluaciones de desempeño, beneficios para los empleados, nos permitirá evaluar el clima laboral de nuestra empresa para tomar medidas que nos permitan mejorarlo y adaptarnos a las necesidades de las personas.

Plantilla de encuesta de clima laboral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.