¿Por qué realizar encuestas de clima laboral a los empleados?

¿Qué ambiente se respira en tu empresa? Y lo más importante, ¿tu visión del clima laboral es la misma que tienen los trabajadores bajo tu responsabilidad? Tener en cuenta la importancia de medir el ambiente laboral en la empresa es imprescindible para generar las mejores condiciones laborales, y para las encuestas de clima laboral son la mejor herramienta para ello. Ayudan a evaluar el grado de satisfacción con la empresa, una forma de conocer de primera mano la opinión de los trabajadores a través de cauces oficiales.

Ventajas de las encuestas laborales para empleados

Los beneficios de hacer encuestas de este tipo entre los trabajadores se pueden leer desde diferentes perspectivas y dependerán del tipo de encuestas laborales que realicemos. Por una parte tenemos la optimización de los procesos de trabajo. Cuando la empresa detecta quejas o se revelan errores en sus procesos, estas encuestas permiten identificar el punto donde está el problema y, una vez detectado, buscar la solución. Además, de la información que se desprende de las encuestas se pueden crear informes de referencia para minimizar el riesgo en la futura toma de decisiones, pudiendo tomarlas a partir de los datos.

Igual que se detectan fallos, también nos permite detectar las necesidades que puedan surgir en la empresa, además de conflictos entre trabajadores que perjudican el ambiente de trabajo y que más pronto que tarde acabarán perjudicando al trabajo y productividad de la organización si todavía no lo hacen. 

Así, garantizar la calidad es otra de las ventajas de utilizar esta herramienta. Permiten saber si los métodos de trabajo son adecuados, si los trabajadores tienen las herramientas necesarias para cumplir con su tarea o atender las propuestas de mejora que puedan hacer.

Una última razón para desarrollar encuestas laborales para empleados es una evaluación del compromiso de la plantilla. Esta información es extremadamente importante en especial para las empresas que sufren una gran rotación laboral, pues entre otras cosas revelan si los trabajadores creen que tienen opciones de crecer profesionalmente en la empresa. La ausencia de expectativas en la organización es sinónimo de desapego. La opinión sobre los jefes o los compañeros también es significativa.

Relacionado con el compromiso y crecimiento en la plantilla, la retribución justa o la relación entre objetivos e intereses del trabajador son otros aspectos a tener en cuenta en esta tipo de encuestas que pueden explicar por qué no hay compromiso con la empresa. De este modo, a partir del análisis del trabajo que se hace en la propia empresa se pueden favorecer el desarrollo y el aprendizaje. La dirección de la empresa tiene los datos para mejorar la gestión de equipos y optimizar los recursos de que dispone.

Cómo hacer encuestas de clima laboral

Las encuestas de clima laboral comienzan estableciendo el objetivo de la misma. Puede ser un objetivo general, pero también algo más específico como valorar las políticas de retribución de la empresa, la calidad del trabajo en equipo o del liderazgo, identificar oportunidades de promoción en la organización, las condiciones de trabajo… Una de las claves para que la encuesta funciones es el anonimato. Solo así se conseguirán respuestas totalmente sinceras, sin miedo a las posibles represalias.

Una vez se han establecido los objetivos de la encuesta, llega otro momento clave: la preparación del cuestionario. Aquí hay que hacer una paréntesis relacionado con la periodicidad: es importante hacer encuestas de clima laboral periódicamente, de modo que Recursos Humanos pueda hacerse una idea de cómo evolucionan los diferentes indicadores y del éxito, o no, de los programas de mejora que introduzca. Por eso, podemos repetir preguntas que se han hecho en encuestas pasadas.

Tras pasar el cuestionario a los trabajadores, llega el momento de recopilar los resultados y analizar los datos obtenidos. Para ello, contar con un software de encuestas de clima laboral como Sesame permite generar rápidamente las encuestas de clima laboral y permite obtener las respuestas en tiempo real y de forma muy visual. De este modo, el equipo de Recursos Humanos puede anticiparse y analizar rápidamente qué preocupa y qué interesa a los trabajadores. Además, se puede seleccionar al público encuestado. ¿Responde toda la plantilla o solo un equipo?

10 preguntas para encuestas de clima laboral

Por un lado, se pueden hacer preguntas de respuesta abierta donde el trabajador tiene un espacio para contestar y ofrecer su opinión. Por otro lado, en las preguntas cerradas la empresa ofrece las respuestas y los empleados solo tienen que marcar la que mejor se ajusta a su situación. Estos son algunos ejemplos:

  • ¿Considera que su trabajo se ajusta a los objetivos de la compañía?
  • ¿Cuenta con las herramientas adecuadas para desempeñar sus tareas?
  • ¿Cree que la empresa le permite ofrecer lo mejor de sí mismo?
  • ¿Se siente motivado por el responsable de su proyecto?
  • ¿La empresa/El responsable de su equipo tiene en cuenta sus propuestas y opiniones?
  • ¿Qué espera de su supervisor?
  • ¿Recibe feedback de sus tareas?
  • ¿Considera que su retribución se ajusta al esfuerzo que requiere su puesto?
  • ¿Se siente cómodo con sus compañeros?
  • ¿Considera innecesario alguno de los procesos de la empresa?

Estos solo son algunos ejemplos de preguntas que se pueden incluir en las encuestas laborales para empleados. Por mucha información que interese recopilar, conviene hacer cuestionarios rápidos de responder para evitar que los trabajadores abandonen las encuestas de clima laboral sin completarlas. Una redacción simple y clara de las preguntas y respuestas facilitará que los trabajadores lo completen; si hay un gran número de preguntas sin responder quizá haya que reformular las preguntas a una redacción más simple o reducir el número de cuestiones.

Prueba gratis durante 14 días