Prepara la planificación de nuevas incorporaciones en la empresa para después del verano

El plan de acogida para nuevos empleados y sus características básicas

Se acabaron las vacaciones de verano, y arranca un nuevo curso profesional. Y con él, es fácil que lleguen a la empresa nuevas caras para reforzar la plantilla de la organización. Aprovechar la vuelta de las vacaciones para incorporar personal es una estrategia bastante habitual.

Pueden ser los becarios o el personal que ha estado en verano, pero también gente externa a la empresa. En todo caso, es imprescindible una correcta planificación de nuevas incorporaciones para completar el mejor proceso de incorporación de forma satisfactoria para los dos partes.

Plan de bienvenida de empleados

Una vez finalizado el proceso de selección, que incluso se puede completar antes de las vacaciones si la idea es que las nuevas incorporaciones se produzcan en septiembre, llega el momento de dar la bienvenida a los nuevos trabajadores.

Para facilitar la adaptación al puesto de los recién llegados a la organización, es muy interesante que la empresa cuente con un plan de acogida o guía que defina un buen proceso de incorporación. Gracias a ellos el acompañamiento al nuevo trabajador será más fácil, conocerá rápidamente a sus nuevos compañeros y la función que debe desempeñar.

El departamento de Recursos Humanos será el responsable de desarrollar este plan de acogida, pero no será el único actor involucrado. Es importante la participación del jefe directo, que asumirá el rol de guía y evaluador con el nuevo trabajador. Será el encargado de presentar los objetivos, de corregir los errores, de presentarle las rutinas de trabajo, etc. También participarán los compañeros de trabajo, que deberían apoyarlo en estos primeros días y facilitar su adaptación a su puesto y a la cultura empresarial.

Bienvenida a la empresa

Lógicamente, el plan de acogida empieza con la bienvenida a la empresa de la que se encargará el equipo de RRHH. En esta etapa se incluye la formación sobre la empresa, se responde a las dudas que pueda presentar el trabajador y se le hace entrega del manual de acogida. Es un documento clave en la gestión de nuevas incorporaciones, pues incluye la información básica sobre la nueva empresa: procedimientos, servicios que ofrece, forma de trabajar, contacto con el departamento de recursos humanos…

La segunda parte de este proceso es la presentación en su departamento, y aquí es donde interviene el jefe o responsable del equipo donde se integrará. Es el momento en que conocerá sus nuevos compañeros, se explicará con precisión en qué consiste su puesto de trabajo, qué se espera de él y las herramientas con las que contará en el día a día. También se presentan las prácticas o costumbres del grupo (horas de entrada y fin de jornada, pausas para el almuerzo o comer, cumpleaños, etc.).

Formación específica

Dentro de la planificación de nuevas incorporaciones es imprescindible tener previstas las sesiones de formación orientadas a facilitar la integración del nuevo trabajador. Todo depende de la empresa, pero no son pocos los casos donde se ofrece una formación general sobre el grupo a los nuevos trabajadores para luego pasar a la formación específica individual. Debe servir para que el trabajador adquiera las habilidades o conocimientos específicos que requerirá su nuevo puesto.

Presentación en la empresa

El nuevo empleado ya conoce a su jefe e incluso a sus compañeros de equipo, pero no al resto de la empresa. Siempre es interesante presentar los nuevos fichajes al resto de la empresa.

Por una parte, facilita su integración; por otra, los compañeros de otros departamentos será más comprensibles en caso de que cometa algún error en los primeros días. Hay empresas que optan por celebrar pequeños eventos de bienvenida. Es una forma de que todos se vuelvan a encontrar tras las vacaciones de verano.

Seguimiento de nuevas incorporaciones

Es imprescindible hacer un seguimiento y evaluar el proceso de integración del nuevo trabajador a su puesto. Para una buena gestión de nuevas incorporaciones siempre es interesante contar con una checklist de onboarding como las que podemos hacer con el software de onboarding de Sesame que permite seguir el proceso de integración del nuevo trabajador a la empresa. Sirven para no pasar por alto ningún detalle, una guía dentro del plan de bienvenida de empleados a la empresa.

Mentor para la gestión de nuevas incorporaciones

Todos hemos sido el nuevo alguna vez, y contar con la ayuda de un compañero es la mejor forma de integrarse rápidamente en la empresa. Por eso, muchas organizaciones cuentan con una figura como la del mentor, un miembro experimentado, con una larga trayectoria en el seno de la compañía, que le ayudará a dar sus primeros pasos. No vale cualquiera, sino que será alguien del departamento o equipo en el que se integre la nueva incorporación, cercano y que sea capaz de resolver con acierto las dudas que puedan surgir en estos primeros días.

De este modo, la planificación de nuevas incorporaciones a la empresa después del verano será mucho más efectiva que si no se dispone de ninguna estrategia de acogida o plan de bienvenida de empleados. Una correcta gestión de las nuevas incorporaciones permitirá aprovechar al máximo las nuevas incorporaciones, además de ayudarnos a retener el talento y disparar la productividad de la empresa gracias a la llegada del nuevo trabajador.

Prueba gratis durante 14 días