¿Qué tipo de encuestas laborales para empleados debes hacer en tu empresa?

Claves para elegir un programa para hacer encuestas laborales

El uso de encuestas laborales para empleados es una de las herramientas más interesantes que tiene la empresa a la hora de medir las actitudes, percepciones, satisfacción o desempeño de su plantilla. Ofrecen un feedback muy interesante, permite identificar las debilidades de la empresa, lo que mejorarían los propios trabajadores y en ocasiones sirve para explicar caídas de productividad o fluctuaciones difíciles de comprender. Pero hay que saber qué preguntar y cómo hacerlas, por ello ayudarte de un programa para hacer encuestas siempre puede ser una buena opción.

Qué preguntar en las encuestas de RRHH

Las preguntas dependen del tipo de encuesta que se hará. No es lo mismo preguntar por el nivel de satisfacción laboral que por la experiencia vivida en el proceso de onboarding o querer hacer preguntas para conocer a tus empleados. Tampoco es lo mismo preguntar a los empleados rasos que a los responsables de la compañía. Por eso, es importante conocer los diferentes tipos de encuestas laborales para empleados que pueden lanzarse.

Encuestas de satisfacción laboral

El objetivo es saber si los empleados están satisfechos y contentos con su puesto de trabajo. Son esenciales para crear un buen ambiente de trabajo, además de mantener motivada a la plantilla y potenciar su rendimiento. Se puede preguntar directamente por si su experiencia es satisfactoria, si los jefes o responsables de equipo reconocen sus logros y su trabajo, sobre la comunicación con los superiores y compañeros, si puede conciliar vida personal y profesional, etc.

Encuestas de evaluación del trabajo

Muchas veces están relacionadas con las encuestas de satisfacción laboral, y sirven para medir el rendimiento global de cada empleado. Para ello, hay que asignarles unas métricas. En este tipo de cuestionarios se puede preguntar a los trabajadores por las políticas de la empresa, los procesos de la compañía, el tipo de trabajo que desempeñan, etc. También puede ser una evaluación de habilidades que permita formar a la plantilla en esos aspectos que, desde su punto de vista, deben mejorar.

Encuestas de bienestar laboral

Su objetivo es cuestionar a los trabajadores para fijar la relación entre felicidad, productividad y tasa de retención de trabajadores. No hay que confundirlas con las de satisfacción, pues aquí se preguntará a la plantilla sobre sus preferencias en su lugar de trabajo, perspectivas, etc. Dos de las preguntas más interesantes son si han pensado en cambiar de trabajo o si recomendarían a un amigo trabajar en la empresa.

Encuestas de evaluación gerencial

¿Qué opina la dirección de la empresa de los trabajadores? Se trata de encuestas dirigidas a las altas esferas de la organización, cuestionarios donde la alta dirección responda a preguntas sobre las diferentes áreas de la empresa. Esto puede ofrecer una perspectiva radicalmente opuesta a la de los trabajadores, de ahí que sea interesante comparar y analizar las diferencias entre las opiniones de la plantilla y sus responsables.

Encuesta de bienvenida

Puede tener dos vertientes. Por un lado, está la evaluación del proceso de selección por el que ha pasado el trabajador y de la bienvenida, los primeros días del onboarding. Por otra parte, sirve para conocer mejor las características del nuevo empleado y sus expectativas para tratar de alinearlos con los de la empresa y hacerlo encajar en el equipo de trabajo adecuado. Por sus características, este tipo de encuesta no es anónima, al menos la segunda parte.

Encuesta de despedida

Igual que se pueden hacer encuestas de bienvenida, se pueden hacer cuestionarios a la marcha del trabajador. La razón es simple: descubrir por qué se marchan los empleados y así tomar las medidas necesarias para solucionar la fuga de talento y reducir la tasa de rotación del personal. Entre las preguntas más comunes, por qué se va el trabajador, por qué empezó a buscar otro empleo o qué le ofrecen en la competencia que no lo ofrezca nuestra organización.

Cómo hacer encuestas laborales para empleados

La mejor forma de hacer encuestas de RRHH es utilizando un software de recursos humanos como Sesame HR que permita generar formularios y recoja los resultados. Es la forma más rápida y eficiente de completar los cuestionarios. Pero más allá del uso de unas herramientas u otras, estas encuestas laborales para empleados deben cumplir con una serie de premisas para ser realmente eficientes:

  • Encuestas anónimas: es la mejor forma de asegurarnos la sinceridad de los trabajadores, de que se atrevan a criticar a la empresa.
  • Encuestas periódicas: no hay que atosigar a la plantilla con encuestas, pero sí que deben hacerse periódicamente, con preguntas similares, para poder analizar la información y las medidas que se van introduciendo.
  • Fáciles y rápidas de contestar: las preguntas deben ser claras, y no habrá demasiadas. Cuando el cuestionario es complejo o largo existe el riesgo de que se abandone la encuesta, y los resultados no serán relevantes.
  • Hacer caso a las propuestas: cuando una propuesta de la plantilla se repita una y otra vez en las encuestas de RRHH, será por algo. Tomarlas en serio es la mejor forma de demostrar que se tiene en cuenta la opinión de los trabajadores.

El uso de encuestas laborales para empleados siempre es de gran ayuda para conocer de primera mano cuál es la situación real de la empresa y el ambiente que se respira. El anonimato es una aliciente más para que los trabajadores sean completamente sinceros, aunque será importante hacer las cosas bien, redactar las preguntas adecuadas y conseguir que completen toda la encuesta para obtener una muestra realista.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.