Guía de Retribución Flexible: ¿qué es y cómo implementarla?

Consejos para aplicar un plan de retribución flexible

El salario no es la única forma de motivar e incentivar a tus trabajadores, existen otras medidas que pueden ayudar a mejorar la satisfacción de tus empleados como el reconocimiento personal, la flexibilidad horaria, la posibilidad de trabajar desde casa o la retribución flexible. La retribución flexible, en concreto es una política de empresa que permite sacar un mayor rendimiento al salario bruto e implica un ahorro importante para el trabajador. Sigue leyendo la guía de retribución flexible profundiza en el concepto, descubre todo lo que puede implicar para tus trabajadores y cómo puedes implementarla más fácilmente como parte de los beneficios que te ofrece un software de gestión de recursos humanos como Sesame.

¿Qué es un plan de retribución flexible?

Cuando hablamos de la retribución flexible hacemos referencia a un sistema retributivo que parte del salario en especies, es decir, que se destina parte del salario bruto a la compra de productos exentos de impuestos como puede ser el servicio de guardería, la tarjeta transporte, los cursos de formación, el seguro médico o el cheque restaurante y que el empleado puede personalizar en base a sus necesidades. En España se estipula que puede abarcar un máximo de un 30% del total del salario bruto anual del trabajador.

Productos o servicios incluidos en un plan de retribución flexible

Los productos o servicios más frecuentes en un plan de retribución flexible son aquellos que cuentan con ventajas fiscales y que no son considerados rendimientos gravables en el impuesto sobre la renta o que tienen descuentos en el precio.

  • Guardería: los trabajadores con niños de hasta tres años pueden ahorrarse parte del dinero destinado a la guardería dado que este servicio está exento de IRPF, además esta medida ayuda a conciliar la vida laboral con la familiar.
  • Transporte: otra opción dentro de un plan de retribución flexible es decantarse por el pago de transporte mediante la retribución flexible de forma que tus trabajadores pueden ahorrarse una gran cantidad a lo largo del año al no disponer de transporte privado. Hablamos de una cantidad máxima de 1.500 euros al año.
  • Seguro médico: puedes contratar el seguro de salud contemplado en el plan de retribución flexible sufriendo hasta 500 euros anuales por empleado y puede extenderse al cónyuge y a los hijos.
  • Seguro de vida: es uno de los servicios más reclamados que aunque no posee ventajas fiscales sí tiene importantes economías de escala.
  • Coche y parking: puedes ofrecer a tu plantilla otros beneficios como coches o plazas de parking para agilizar los desplazamientos en su día a día.
  • Formación: en este aspecto los trabajadores pueden disfrutar de una formación relacionada con su puesto de empleo y seguir ampliando sus estudios de posgrado.
  • Cheque restaurante: en España pueden destinarse hasta 11 euros al pago del menú diario y este pago está exento de IRPF como el resto de los servicios a los que puede acogerse un trabajador que escoge este tipo de política de empresa. Los cheques restaurante son compatibles con el teletrabajo y se pueden aprovechar de diversas maneras.
  • Cuotas de gimnasio: las empresas que fomentan un estilo de vida saludable incorporan en sus planes de retribución flexible la posibilidad de contratar un gimnasio y la cuota abonada puede deducirse en el impuesto de sociedades.

En función de las necesidades, la situación familiar y personal de cada empleado se puede escoger el mejor escenario para destinar parte de su salario por esta vía y obtener así un ahorro considerable.

5 Ventajas de implantar un plan de retribución flexible

Decantarse por un sistema de retribución flexible es una opción atractiva cuando una empresa no puede aportar un gastos añadidos pero busca la forma de mejorar la situación de los trabajadores. Si te estás cuestionando cuáles son las ventajas de un plan de retribución flexible, lee con atención:

  • El empleado ahorra la parte proporcional del IRPF de cada servicio al ser pagados directamente desde el salario bruto y además puede tributar menos, manteniendo la misma base de cotización. Debido a que la organización puede negociar el precio de forma colectiva, y determinados servicios como el seguro médico o el seguro de vida tienen precios sensiblemente inferiores que si se contratan de manera individual.
  • Para la empresa el beneficio de ofrecer un plan de retribución flexible para los empleados es que le permite ofrecer un paquete salarial más atractivo y se puede captar, atraer y retener el talento de forma más sencilla. Y paralelamente estarás afianzando la estrategia de employer branding y candidate experience.
  • Otra de las ventajas de incluir un sistema retributivo de estas características es que se mejora la satisfacción de sus empleados y por lo tanto, también incrementa la motivación laboral.
  • La retribución en especie también implica un paso más a la hora de conciliar la vida familiar y la laboral.
  • Desde el punto de vista de la empresa, otro de los beneficios de la retribución flexible es que no aumenta los costes del personal de la empresa.

Cómo implantar el plan de retribución flexible paso a paso 

Los únicos costes que debe asumir la empresa son los de desarrollo, implantación y administración del plan de retribución flexible. Si se comunica adecuadamente a los trabajadores, la retribución flexible hace más competitiva a la empresa en el mercado laboral. Si quieres implementar un sistema de retribución flexible de forma eficaz y profesional, presta atención, te mostramos cómo hacerlo paso a paso:

1. Análisis previo y diseño del plan de retribución flexible

En función del perfil de los empleados tienes que analizar las necesidades de los mismo y evaluar cuáles son los servicios que más puedan interesarles, incluso puedes hacer un sondeo o cuestionario de retribución flexible.

2. Comunicación al equipo

Por parte del departamento de recursos humanos y de la empresa encargada de ofrecer estos servicios se realiza una reunión para comunicar el plan de retribución flexible apoyado con material informativo y se utilizan diversos canales de comunicación interna para difundir claramente toda la información. Lo esencial en este paso es explicar correctamente los beneficios que conlleva para el empleado.

3. Resolver dudas y calcular el ahorro

En esta fase para implementar un plan de retribución flexible es clave resolver todas las cuestiones que preocupan a los empleados y ofrecer alguna herramienta, como la calculadora de retribución flexible. Es una herramienta que muestra en base a las circunstancias y condiciones de cada uno de los empleados cuál es el ahorro real en función del servicio o producto que le interese más y así obtener el cálculo del ahorro fiscal.

4. Contratación, puesta en marcha y seguimiento

Una vez aclaradas las dudas el último paso es contratar los servicios y realizar un seguimiento mensual para comprobar que todo está funcionando correctamente durante los primeros meses de prueba.

5. Gestión y la administración

Los encargados del departamento de recursos humanos deben gestionar correctamente el plan y personalizar las nóminas y realizar la entrega de los servicios a cada uno de los miembros de la plantilla.

En conclusión, ofrecer un plan de retribución flexible conlleva para tus empleados un gran ahorro que puede repercutir de forma positiva en la economía familiar y a la vez maximiza el salario neto que mejora la imagen de la empresa como empleador.

Prueba gratis durante 14 días