Consejos para realizar un proceso de selección remoto en modalidad de teletrabajo

Proceso de onboarding

El covid-19 ha cambiado muchos aspectos de nuestras vidas, incluso el ámbito laboral. No obstante, no todo son malas noticias, puesto que esta pandemia ha impulsado a las empresas a dar el salto a la digitalización, este año nos hemos volcado de lleno al uso intensivo de las herramientas digitales dirigidas al teletrabajo, por lo que el mundo de los RRHH se ha visto transformado.

La selección del personal y el reclutamiento de talento han tenido que adaptarse al cambio en aquellas empresas que han optado por seguir con su actividad comercial. El teletrabajo nos ha brindado mayores comodidades y flexibilidades pero también retos y algunas comeduras de cabeza: ¿cómo se puede elegir un candidato sin conocerlo personalmente? El proceso de selección remoto para la modalidad de teletrabajo está presentando una serie de desafíos, pero, por suerte, ¡te damos las respuestas!

¿En qué se trata el proceso de selección en forma remota?

Debido a la crisis del covid-19 el departamento de recursos humanos ha tenido que adaptarse a la situación, por lo que es muy común que las empresas necesiten nuevos empleados para añadirse a la plantilla de forma remota. Este contexto parece que ha llegado para quedarse por lo que el departamento de recursos humanos debería contar con las herramientas necesarias para poder gestionar el personal bajo esta nuevas condiciones laborales, como el uso de un buen software de RRHH.

Un proceso de selección en remoto, aunque limita el contacto físico y toda la información que este brinda, también permite que se enfoque de forma más eficiente en lo que de verdad importa. Además, aporta ventajas como la eliminación de desplazamientos innecesarios, el apoyo de material necesario, comunicación inmediata con los candidatos… Utilizando las herramientas adecuadas este proceso de selección no ha de tener nada de envidia al presencial.

El proceso de selección y contratación en modalidad de teletrabajo

Si tu empresa tiene 100% seguro que necesita reclutar talento para trabajar en remoto y el departamento de RRHH cuenta con las herramientas necesarias, ¡es el momento de ponerse manos a la obra!

¿Dónde y cómo encontrar el talento para trabajar en remoto?

Es muy obvio decirlo pero para encontrar este tipo de candidatos se tiene que recurrir a los medios digitales. Redes sociales, tablones de anuncios on-line… Lo ideal sería enfocarse a redes sociales especializadas, como LinkedIn puesto que puedes acceder a los perfiles de miles de candidatos de forma gratuita, publicar anuncios, filtrar candidatos…

Concretar la entrevista de trabajo

Una vez seleccionados los CV’s que nos interesan, llega el momento de ponerse en contacto y conseguir una videollamada para realizar la entrevista de trabajo. Esta herramienta nos va a permitir conocer a los candidatos de una forma más cercana que el medio escrito.

Es importante que se elija bien la plataforma para realizar la entrevista. En el mercado podemos encontrar muchas herramientas de videollamadas por lo que vas a tener que elegir la que se adapte mejor a las necesidades de la entrevista.

En este punto, a parte de los aspectos básicos, te recomendamos que tengas especial atención al tiempo de respuesta del candidato o candidata para contestar a los e-mails y la forma en que lo hace, cómo utiliza las herramientas informáticas para realizar la entrevista (¿se aclara con el programa? ¿está desenvuelto/a?), además de fijarse en la presentación y la puntualidad, la imagen que desprende, cómo se expresa o incluso la información que brinda lo que se ve a su alrededor pueden ser factores decisivos entre un candidato u otro.

El momento de la contratación

¡Ya has conocido al candidato/a ideal! Al igual que sucedería con el trabajo presencial, es el momento de sumarlo a la plantilla de la empresa. Para ello se ha de realizar todo el proceso de documentación, firma de papeles, contrato de teletrabajo, seguros…

La modalidad de teletrabajo permite relazar todas estas gestiones de forma digital por lo que el proceso será mucho más rápido, más todavía si se cuenta con un gestor documental.

La inducción en el trabajo remoto

El último paso es recibir al teletrabajador y comenzar a trabajar, ¡pero este paso también se ha de cuidar! Para ello se ha de contar con un proceso de inducción del empleado o onboarding para el teletrabajo.

En este proceso de onboarding del empleado te recomendamos que prestes especial atención a los siguientes puntos: explicar y transmitir la cultura empresarial, realizar un tour virtual si es posible, agendar las tareas de la primera semana, dejar claras las expectativas y definir una serie de tareas a modo de iniciación para las primeras semanas.

Como ves, aunque a priopri contratar a un teletrabajador pueda parecer complicado lo cierto es que se trata de un proceso que se puede realizar de forma muy ágil si se cuentan con las herramientas necesarias, como Sesame hiring, con la que mejorarás la experiencia de tus empleados en los procesos de reclutamiento y selección de personal .

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.