La gestión de empleados clave para el futuro de las empresas

Por qué es importante la forma de gestionar las personas de una empresa

Sobre el papel, ninguna empresa podría funcionar sin sus trabajadores aunque a la hora de la verdad sabemos que no es exactamente así. Hay puestos que se pueden reemplazar sin demasiadas dificultades, pero también es cierto que algunos perfiles son muy difíciles de sustituir.

Por esa razón, la gestión de empleados es esencial para el futuro de la compañía, ya que si no es adecuada se corre el riesgo de que muchos trabajadores clave, empleados con gran talento, se vayan a la competencia con el perjuicio que supone para la organización y para ello es conveniente apoyarte en un software de gestión de recursos humanos que te facilitarán esta tarea.

¿Qué es la gestión de empleados?

En la mayoría de empresas, la gestión de empleados o capital humano es el cuidado de los trabajadores. Ofrecer las condiciones adecuadas para que se sientan a gusto con su trabajo, que estén motivados y sepan que pueden evolucionar en la empresa.

Los trabajadores clave son el talento, y el concepto gestión de talento va un poco más allá. Hace referencia a esos trabajadores que aumentan la productividad de la compañía, cuyo trabajo aporta un gran valor a la organización.

Históricamente, esta no ha sido una gran preocupación para muchas empresas. Cuando se iba un trabajador, contrataban a otro en su lugar. Sin embargo, en los últimos años las empresas se han dado cuenta de la importancia de una buena gestión de empleados, y se esfuerzan por potenciar y desarrollar las habilidades de sus trabajadores.

Así, retienen a estos empleados clave para el futuro y aumenta la productividad. Y no nos engañemos, retener a un trabajador talentoso siempre será más barato que invertir en la contratación y formación de su sucesor.

Fases de la gestión de empleados

La gestión del talento humano de la empresa es algo continuo, se trabaja en el día a día. Existen herramientas que pueden ayudarte como los erp, pero podemos hablar de tres etapas clave para la gestión de empleados que permitirán retener a los mejores trabajadores en la empresa y evitar su fuga a la competencia.

  • Proceso de selección: consiste en atraer empleados clave. ¿Cómo se consigue? Ofreciendo buenas condiciones de trabajo para que el talento acuda a tu empresa, y no a las rivales. Un horario flexible que les permita conciliar su vida personal y laboral, la posibilidad de ascender o progresar dentro de la empresa o un buen salario -también el salario emocional- siempre son atractivos.
  • Evaluación del desempeño: una de las muchas funciones de las evaluaciones del desempeño es detectar a ese personal clave o identificar los obstáculos que impiden un mejor rendimiento. ¿Hay algo que impida al trabajador dar el máximo? Eliminar ese obstáculo servirá para que rinda más y aumenta le productividad de la empresa. Una buena comunicación interna será clave. También es un primer paso para ofrecer mejoras salariales o ascensos.
  • Formación y desarrollo: a menudo van de la mano. Si no ofrecemos formación a la plantilla, esta quedará obsoleta y será poco competitiva. El hecho de formarse abre al trabajador más puertas en la empresa, le permite crecer profesionalmente. Por eso, la gestión de empleados debe incluir planes de formación específicos para cada puesto o el itinerario de crecimiento en el organigrama corporativo. Si no es así, se sentirá poco valorado y buscará refugio en la competencia.

Cómo hacer una gestión de empleados efectiva

Planificación es la palabra clave para la gestión de empleados. No es algo que pueda quedar al azar, sino que recursos humanos deberá tener previstos los itinerarios a seguir, quién se encargará de supervisar a cada trabajador, cuándo llega el momento de asumir nuevas responsabilidades, de acceder a determinada formación… Deben ser una planificación acorde a las necesidades de la empresa.

Podemos tener a un trabajador muy talentoso, pero si lo formamos en competencias que la empresa no necesita difícilmente nos resultará útil.

Los objetivos de la empresa a medio y largo plazo condicionan la gestión del talento. Sobre el papel, puede parecer una tarea pesada pero contar con un programa de gestión documental de RRHH como Sesame puede resultar de gran ayuda para este departamento.

Es una forma de tener la planificación de gestión de los empleados en un mismo lugar, permite gestionar todos los documentos relacionados con el trabajador (contrato, certificados y otra documentación laboral) y el acceso a la información es muy simple.

KPIs de gestión de empleados

Una buena gestión de empleados se puede medir con los KPIs de recursos humanos. Sin lugar a dudas, el más destacado es la tasa de retención de talento. Sirve para conocer la predisposición de los trabajadores a permanecer en la empresa o marcharse.

Para calcularlo, basta con comparar los trabajadores contratados y los que salieron de la empresa en un periodo. Si el saldo es favorable, la gestión de empleados es positiva; pero si hay más bajas que altas la gestión de trabajadores es mala.

Relacionado con la retención de talento está la duración en el puesto de trabajo. Cuando la plantilla pasa demasiado tiempo en un mismo puesto, busca alternativas de progreso. Se calcula sacando la media del tiempo que llevan todos los empleados de la empresa en su rol actual. La formación y capacitación o incluso el tiempo medio para alcanzar objetivos son otros indicadores sobre la eficiencia de la gestión de empleados.

Detrás de cada trabajador se esconde una importante inversión. La empresa le ha ofrecido un sueldo, un espacio y unos recursos para trabajar; tiene un conocimiento y una experiencia que no tendrá un nuevo empleado.

De ahí la importancia de desarrollar una buena gestión de empleados clave, de comprometerse a retener a los mejores profesionales en la empresa para garantizar que siga siendo competitiva en el futuro.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.