¿Cómo hacer un test de rendimiento laboral?

Cómo medir el rendimiento laboral

Tenemos diferentes soluciones a la hora de analizar la productividad laboral de nuestra plantilla, y una de las que podemos utilizar es el test de rendimiento laboral. Si no se analiza el desempeño de los trabajadores, difícilmente podrá crecer la empresa. Mediante este test conoceremos aquellos aspectos que se pueden mejorar, cómo gestionar mejor las tareas y tendremos una base para tomar las decisiones adecuadas. Vamos a descubrir cómo se calcula la productividad mediante estos test y las claves para hacerlos exitosamente.

¿Para qué sirve medir el rendimiento laboral?

Pero antes de profundizar en el test, conviene explicar las ventajas de medir el rendimiento laboral de los trabajadores. Es una forma de colocar a cada empleado en el puesto que mejor se ajusta a su perfil, de asignarle las tareas que está preparado para desempeñar. De este modo, los procesos de la empresa se coordinan mejor. También nos permite tener a los trabajadores más motivados, atacar los puntos débiles que pueda haber en las diferentes áreas de la organización y, en definitiva, mejorar la actividad y productividad empresarial.

Mediante el test de rendimiento laboral, el empleador puede valorar el rendimiento y calidad del trabajo que ha tenido un empleado durante un periodo determinado. Se pueden incluir objetivos, comentarios, aptitudes o una valoración numérica. Dentro de la evaluación también podemos incluir aspectos como la formación de los trabajadores, perspectivas de futuro o satisfacción laboral. Estas son sus principales ventajas:

  • Conocimiento de los trabajadores y una mejor gestión de los recursos humanos de la empresa
  • Identificar las necesidades de formación para obtener ventaja competitiva
  • Detectar a los trabajadores más comprometidos con la empresa y saber qué los identifica
  • Descubrir los factores que refuerzan la productividad empresarial, logrando un mayor retorno de la inversión y reduciendo las tasas de abandono y rotación de empleados
  • Reforzar el servicio a los clientes gracias a la mejora continua dentro de la organización

Cómo hacer un test de rendimiento laboral paso a paso

En primer lugar, estableceremos el objetivo de la evaluación. Además, hay que informar a la plantilla del mismo. Explicar por qué hacemos la evaluación es la mejor forma de conseguir que nos respondan honestamente. Una vez tenemos claro el objetivo, hay que identificar los criterios de la evaluación. Deben estar orientados tanto a la misión y valores corporativos como a los objetivos estratégicos de la empresa. ¿Eres incapaz de identificarlos? Pregúntate qué necesitan los empleados para que la empresa siga siendo competitiva y/o las habilidades necesarias en su puesto.

A continuación pasamos a la redacción de las preguntas. Asegúrate de utilizar las preguntas adecuadas para cada puesto, área o departamento. Un vendedor no tiene las mismas funciones que un trabajador de atención al cliente, de modo que el test de rendimiento laboral será diferente para ambos. El hecho de personalizar cada encuesta ofrecerá mayor confianza a los trabajadores. No olvides que puedes utilizar el software de rrhh de Sesame HR para redactar las encuestas y hacerlas llegar fácilmente a tus trabajadores. Es la mejor forma de agilizar el proceso.

Por último, hay que aplicar la encuesta y analizar los resultados obtenidos. Hay varias formas de hacer el test de rendimiento laboral: autoevaluación, evaluación 360, evaluación 180… Está claro que cuantos más actores se involucren, mejor será el resultado aunque será más laborioso tratar los resultados. El análisis nos permitirá identificar patrones y aspectos a mejorar. No hace falta decir que compartiremos las conclusiones con la plantilla para que sea consciente de aquellos aspectos donde debe mejorar, además de involucrarlos todavía más en esta mejora permanente.

Cómo redactar las preguntas del test de rendimiento laboral

Sin lugar a dudas, la elección de las preguntas juega un papel clave en cualquier evaluación o test de rendimiento laboral. En primer lugar, prepararemos una encuesta breve y sencilla. Utilizar los colores o logotipo corporativos para darle más formalidad es una buena opción. Utilizaremos un lenguaje simple, evitando los tecnicismos o palabras complejas que puedan generar confusión entre los trabajadores o incluso ofenderlos.

Podemos combinar preguntas abiertas y cerradas, aunque estas últimas son las que deberían tener más protagonismo para facilitar el análisis de los resultados. En este sentido, podemos elegir entre diferentes escalas de puntuación: del 1 al 10, del 1 al 5, totalmente de acuerdo-de acuerdo-en desacuerdo-totalmente en desacuerdo pudiendo añadir una opción neutra en medio, etc. El hecho de no ofrecer la respuesta neutra fuerza a los trabajadores a posicionarse de un modo un otro.

Trucos para que el test de rendimiento laboral sea un éxito

Ya hemos mencionado la importancia de involucrar a los trabajadores en la evaluación. En este sentido, fomentar la autoevaluación puede ser una gran forma de invitarlos a tomar conciencia de sus acciones y el efecto que tienen sobre la empresa. Compartir con ellos los resultados y ofrecerles un espacio para sus propuestas, por ejemplo cómo mejorarían su desempeño laboral o con qué herramientas de productividad les gustaría contar, es un plus. También hay que darles tiempo para responder. No queremos respuestas impulsivas, deben ser fruto de la reflexión.

Finalmente, podemos aprovechar el seguimiento de reuniones one to one de Sesame HR para el análisis de los resultados junto a los trabajadores. Es una herramienta más para programar nuestras reuniones y llevar un control de los acuerdos a los que llegamos con nuestros trabajadores, por ejemplo los relacionados con la formación, cambios en la forma de trabajar, etc. Cualquier ayuda es buena, y las reuniones one to one nos permiten llevar el test de rendimiento laboral al siguiente nivel con una mayor implicación de los empleados.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.