Descubre la importancia de la cultura empresarial y cómo mejorarla

Tipos de cultura empresarial

La cultura de empresa es una de las principales preocupaciones del departamento de recursos humanos, ¡y no es para menos! Para que una empresa sea una empresa y pueda funcionar al cien por cien ha de estar sustentada por una serie de valores que formen una estructura y conformen el alma de la empresa.

Pero, ¿qué es la cultura empresarial? Se trata de un conjunto de normas, creencias, valores, pensamientos y sentimientos que comparten los miembros que forman una empresa. Esta se construye poco a poco, cuidando los hábitos y las actitudes de los trabajadores de la estructura empresarial, por lo que de nada sirve ponerla en un papel y esperar a que se cumpla. No obstante, desde recursos humanos pueden establecer una serie de acciones y tácticas que lleven hacia la cultura empresarial deseada, y el apoyo de un software de de recursos humanos puede ser de ayuda.

La cultura empresarial se produce en todo lo que hacemos. Cómo nos comunicaos, ya sea a través de Slack, en correos electrónicos o en las llamadas de Zoom. Se produce en nuestros retiros. Se refleja en las decisiones que tomamos, como compartir gran parte de los procesos e ingresos de forma transparente…

-Hailley Griffis, Buffer.

Construyendo una cultura de equipo fuerte

Crear una buena cultura de equipo o empresarial no es una tarea fácil, consta de muchas partes diferentes a tener en cuenta y que se han de trabajar de forma activa:

Contratación de miembros correctos al equipo

Se ha de dedicar el tiempo necesario en asegurarse de que se están contratando a las mejores personas para unirse a la empresa, es importante no conformarse en solamente contratar a personas para cubrir el puesto, sino elegir a aquellas que se quieren tener en el equipo por sus valores. Esto hará que el el proceso de crear una cultura de empresa sea mucho más sencillo.

Creación de rituales y tradiciones

¡Toda familia tiene sus tradiciones! Crearlas con los miembros del equipo ayuda a mantenerlo cohesionado y fomenta la comunicación abierta y la confianza entre los miembros. No obstante, es importante no obligar a realizar las actividades en equipo si se observa que no funcionan, porque podrían generar el efecto contrario.

Creación de un sentido de responsabilidad

Cada miembro del equipo ha de entender dónde encaja su trabajo individual en todo el contexto empresarial y en el plan estratégico. De esta manera se consigue crear la responsabilidad personal y se destacan las conexiones y dependencias entre el trabajo de todos los miembros del equipo.

Creación de un entorno abierto

¿Qué significa esto? Para lograr una cultura de equipo es necesario crear un entorno abierto y sin juicios, en el que los empleados no tengan miedo de expresar su opiniones de manera respetuosa. El departamento de recursos humanos ha de trabajar para lograr que todos se sientan cómodos para compartir sus opiniones e ideas, esto ayuda a contar con muchos más puntos de vista y opiniones variadas.

Discutir, ajustar y mejorar

Contando con el entorno abierto se debe abordar de forma regular el tema de la cultura de la empresa con el equipo. De esta manera se puede revisar y discutir la manera en la que se trabaja, los valores, las expectativas y los miedos. Solo así se podrá conocer qué necesita cada empleado de forma individual para obtener el éxito como una unidad colectiva.

¿Cuáles son los elementos de la cultura empresarial?

Pero… ¿qué elementos forman la cultura empresarial? A continuación nombramos algunos de los elementos indispensables que se han de tener en cuenta

Tipos de cultura empresarial que existen

Ahora que ya sabes qué es la cultura empresarial cultura de equipo es importante saber que existen diferentes tipos, ¡casi tantos como tipos de empresas que existen en el mundo! No obstante, existen cuatro tipos de cultura empresarial indispensables:

  1. Cultura autoritaria: a nuestro parecer, la peor cultura de todas, puesto que se trata de un tipo de cultura empresarial en la que el poder se capitaliza en lo alto de la pirámide jerárquica. Es por ello que la visión y las decisiones son tomadas por la influencia de unas pocas personas.
  2. Cultura burocrática: se trata de un tipo de cultura empresarial que se basa en un libro de métodos, que se suele aplicar a rajatabla. Puede funcionar bien en algunos tipos de empresa, pero la verdad es que resulta bastante rígida e inamovible.
  3. Cultura por objetivos: se caracteriza por ser una cultura empresarial competitiva, puesto que se enfoca en alcanzar objetivos. Estos se convierten en el motor y meta principal de la empresa.
  4. Cultura por motivación: se trata de un tipo de cultura con similitudes a la cultura por objetivos, pero en esta el objetivo principal es que los trabajadores se mantengan motivados y felices, puesto que un empleado motivado consigue mejores resultados.

¿Qué tipo de cultura empresarial tiene tu empresa o te gustaría que adoptara?

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.