Empresas Teal ¿Cómo llevar tu empresa a la autogestión?

características organizaciones teal

El tejido empresarial siempre está en constante cambio, y uno de los más notorios está relacionado con la autonomía y el empoderamiento de los colaboradores. Básicamente se trata de una de las características esenciales de las empresas Teal, adaptabilidad en su máximo esplendor. Este tipo de empresas se estructuran fundamentándose en una teoría. Dicha teoría aboga por permitir la autogestión de los empleados y a la adaptación a medida que la empresa se desarrolle. Esta filosofía la vimos por primera vez en el 2014, en el libro Reinventing Organizations, escrito por Frederic Laloux.

¿Cómo son las empresas Teal?

En las empresas Teal, los despidos son muy reducidos. Los roles tienden a desarrollarse para adaptarse a las necesidades existentes. También se deben adaptar a las expectativas y a las fortalezas de cada individuo. Este punto de vista consigue que las personas se encuentren muy motivadas gracias a la autonomía que disfrutan. Mientras que, por otro lado, también se motivan por el hecho de no querer defraudar a alguno de sus colegas. Por tanto, las empresas Teal tienden a adaptarse de manera sencilla y rápida a los cambios. Incluso cuando se trata de situaciones complicadas como las crisis.

Podemos decir que el enfoque Teal se basa globalmente en:

  • Respeto: respetar en todo momento a las personas; tratarlas como el adulto que son.
  • Entorno: a su vez, hace falta generar una atmósfera en la que los individuos se presenten y se comporte como adultos.
  • Desempeño: el rendimiento es uno de los indicadores que nos ayuda a descubrir si se avanza hacia las metas o si hay desajustes que debemos solventar.

Muchas organizaciones quieren convertirse en empresas Teal. Para esto, además de un liderazgo adecuado, pueden necesitar un cambio radical de mentalidad, el cual se reflejará directamente en la cultura empresarial. Por desear convertirse en Teal sin entender cómo funciona o qué se necesita, es totalmente imposible. De hecho, esto puede implicar grandes riesgos. Estos riesgos son los mismos que corren las empresas que creen que Teal es un modelo que puede implementarse de la noche a la mañana. Luego se encuentran con que no existen buenas estructuras definidas.

Principios esenciales para regir la actuación de las empresas Teal

Autogestión

No se requiere la estructuración entorno a una jerarquía específica ni aplicar un negocio piramidal. Básicamente se opera a través de un sistema basado en las relaciones entre pares. La toma de decisiones se realiza mediante la consulta de los afectados principales, implicándoles en el proceso de forma directa.

Plenitud

A diferencia de los modelos habituales en los que el componente profesional prevalece por encima de los aspectos emocionales, en las empresas Teal existe un grupo coherente de prácticas. Estas mismas invitan a los empleados a reclamar su integridad como personas. Por otro lado, también les permite llevar a cabo sus labores de forma comprometida como seres completos, libres y realizados. Para esto, las sensaciones y la inteligencia emocional de toda la plantilla son tomadas en cuenta dentro del desarrollo del trabajo.

Evolución

En lugar de establecer predicciones y sistemas de control mediante un cumplimiento estricto de planes y metas, una empresa Teal basa su estrategia en una observación fija del entorno. También se fija en cómo se puede interactuar con dicho entorno de manera correcta. Todos los miembros están invitados a escuchar a través de prácticas útiles y efectivas. De manera paradójica, al concentrarse menos en el resultado final y en el valor para todos los accionistas, se pueden crear resultados financieros positivos. Y claro está, estos resultados superan, a menudo, los de la competencia.

Ventajas del modelo Teal como modelo organizacional

  • Los empleados poseen la libertad y la confianza como para actuar, promover y asumir retos que requieran de un rendimiento conforme a sus posibilidades. Un ambiente en donde el empeño y el buen rendimiento tengan un papel protagónico, motivados por la responsabilidad que conlleva alcanzar la meta. Y, claro está, hacerlo bien en todo momento.
  • Un empleado pleno y satisfecho es un empleado ágil y productivo, sobre todo dedicado a la empresa en su totalidad.
  • Todos los miembros de la empresa cuando saben que un propósito va más allá de los límites laborales, procuran un mayor esfuerzo. De esta manera, ponen el máximo empeño para el bien común de la organización.

Puntos clave para convertirse en Teal

Podemos mencionar que las claves para dar exitosamente el paso hacia la conversión a una empresa Teal, son tres, primordialmente. La primera de ellas es la autogestión. Las estructuras rígidas de gestión jerárquica deberían reemplazarse por una autoridad distribuida e inteligencia grupal. Algo en donde las jerarquías naturales se exhiban y se disipen según sea el contexto situacional.

Otro pilar esencial del Teal es el compromiso absoluto con la organización. Cada miembro debería aportar todo al trabajo. Es decir, no sólo las características que se consideren profesionales. Y, por último, pero no menos importante, el propósito evolutivo, el cual debe ser propio de la empresa. En lugar de intentar predecir y controlar la dirección de la empresa, se aconseja que los empleados se esfuercen por escuchar y comprender hacia qué dirección se dirige naturalmente. De esta manera, la organización podrá dar sus primeros pasos y comenzar a formar parte de las empresas Teal.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.