Cómo diseñar un mapa de talento en pocos pasos

Consejos para construir un mapa de talento

Existen múltiples herramientas de gestión y planificación del talento, entre ellas, un mapa de talento favorece la visión estrategia y de negocio de una empresa desde el punto de vista de las personas profesionales que la constituyen. Identificar los roles críticos, evaluar a los empleados y situarlos en una matriz de talento son algunas de las cuestiones que permite un mapa de talento del personal, además de facilitar la toma de decisiones. Sigue leyendo y repasa cada uno de los pasos para crear un mapa de talento desde cero.

¿Qué es un mapa de talento o employee journey map o también denomina mapa del empleado? Consiste en una herramienta para localizar las aptitudes de los empleados, aprovechar su potencial y aprovechar al 100% el talento con el que cuenta la empresa. El rastreo de los diferentes tipos de talentos tanto fuera como dentro de la empresa pueden multiplicar la profesionalidad de los equipos. Básicamente el employee journey mapping o EJM es una gran herramienta para ayudar a visualizar la experiencia del empleado e insights importantes.

8 Pasos para crear un mapa de talento del personal

Mediante un mapa de talento se revisan los departamentos que necesitan mejorar, se analizan las competiciones profesionales, las habilidades y se descubren nuevos potenciales para crear planes de formación a medida que puedan completar los perfiles profesionales de la organización en base a dónde quiera dirigirse la misma. A continuación te desvelamos los pasos básicos.

  1. Anticiparse y pensar en posibles nuevos retos para la compañía, en este sentido puedes analizar las partes en las que pueden mejorar cada departamento, qué roles son clave y qué nuevos talentos puedes incorporar a tu equipo.
  2. Delimitar los tipos de talento que necesita la empresa: desde el punto de vista de recursos humanos se analizan los tipos de profesionales con los que cuenta la plantilla, los que debería tener para ser más competitiva y los que puede llegar a formar con diferentes ofertas formativas. para cubrir las necesidades de talento.
  3. Indaga en el potencial de los trabajadores: el segundo paso para crear un mapa de talento es describir las habilidades, competencias y aptitudes de los trabajadores para conocer el potencial que tienen y en caso de que puedan evolucionar dentro de la organización definir planes profesionales o de carrera para poder alcanzar dichos roles.
  4. Revisión de los puestos de empleo y las personas que ocupan estos roles: la adecuación de los puestos de trabajo para reforzar el personal a las posiciones que sean más favorables. Para ello es clave que dibujes un mapa de puestos de trabajo con detalle.
  5. Elaboración de los planes de formación: para llevar a otro nivel a tu plantilla es imprescindible ofrecer planes de formación continua y planes de carrera que mejoren su trayectoria laboral y sean un activo valioso para la empresa.
  6. Implementa acciones y estrategias para retener el talento y evitar una tasa alta de profesionales.
  7. Alimenta los procesos de reclutamiento y de selección para que sean de calidad, integrando nuevos canales, apostando por la comunicación transparente y ofreciendo buenas condiciones laborales frente a la competencia.
  8. Revisión del mapa de talento: a medida que pasa el tiempo y la empresa cubre las necesidades de formación y los nuevos roles es recomendable analizar el mapa de talentos y así detectar nuevas mejoras.

En definitiva, un mapa de talento identifica las funciones productivas necesarias para conseguir dónde se ve la empresa dentro de unos meses o años y favorece la creación de una hoja de ruta para la planificación de objetivos, metas y mucho más para llevar a tu equipo al siguiente nivel y tener una plantilla preparada para todo aquello que te depare el sector.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.