Los valores de la empresa. ¿Cómo identificarlos?

valores de la empresa

Existen tres factores esenciales para el desarrollo de cualquier organización: la misión, la visión y los valores de la empresa. Por un lado, la misión define nuestra labor en el mercado, por otro, la visión determina las metas que deseamos alcanzar. Bajo este sentido ¿de qué tratan entonces los valores empresariales? Los valores de una empresa definen en su totalidad los principios morales, éticos y empresariales de dicha organización. Todo sumado a dejar claro la identidad corporativa, junto a la misión y a la visión de la misma. A continuación, descubre cómo puedes identificar los valores de tu empresa.

¿Qué son los valores de una empresa?

Como lo mencionamos en un principio, los valores de la empresa están formados por todos aquellos principios profesionales y éticos. Básicamente, son todo aquello sobre los cuales fundamentamos todas las actividades dentro de la compañía. Los cuales evidencian de una u otra manera la identidad y el espíritu de la misma.

En definitiva, podemos decir que los valores de una empresa son aquellos rasgos de la personalidad de la empresa. Los cuales, resumidos de forma concisa y directa, se utilizan para transmitirle a propios y a terceros la ruta que los directivos decidieron tomar.

La forma más sencilla de ‘escogerlos’ es preguntarse quién es y en qué cree el fundador de la empresa. También cómo es su forma de responder ante situaciones críticas y cómo quiere que lo defina su entorno. De esta forma, se puede ir trazando esa personalidad y determinar con éxito los valores de una compañía.

Además de todo esto, como estrategia de mercadotecnia, la identidad empresarial es esencial para definir distintos aspectos. Entre estos, podemos encontrar el tono del mensaje, las necesidades, el público objetivo, entre otros.

¿Cuál es la importancia de estos valores?

¿No has tenido la oportunidad de encontrarte con una empresa en donde todos los colaboradores parecieran ir en direcciones diferentes? Bueno, estos son los casos más comunes de organizaciones que no poseen los valores de una empresa bien definidos. O, por otro lado, que lograron identificarlos, pero sus miembros no los están respetando.

A continuación, mencionaremos algunos aspectos positivos de los cuales nos beneficiaremos si tenemos, aplicamos, fomentamos y transmitimos dichos valores:

  • Estimular al personal para ayudar con las metas de la empresa.
  • Desarrollar una cultura organizacional sólida, genuina y fuerte.
  • Lograr una diminuta rotación del personal.
  • Tener una perspectiva clara y un cambio de pensamiento para los nuevos talentos.
  • Evitar a toda costa las diferencias de opiniones entre los empleados.
  • Generar confianza y credibilidad en proveedores, clientes, empleados, entre otros.
  • Ofrecer la oportunidad de aportar y cumplir en escenarios que estén alineados con los valores de la compañía y tener una ventajosa presencia en campañas de responsabilidad social empresarial.

Para que cada uno de los colaboradores de la empresa tenga sentido de pertenencia sobre la organización, debes crear un ambiente repleto de valores.

¿Cómo identificar los valores de la empresa?

Empieza con los líderes

Comienza pidiéndoles a tus ejecutivos de primer nivel que escriban cinco valores que sean importantes para cada uno de ellos, individualmente. Cada uno debe comenzar por un verbo y no excederse de las cuatro palabras en total. Coméntale a cada ejecutivo que incluyan uno o dos anécdotas que puedan ilustrar esos valores.

En caso de que un valor sea ‘exceder las expectativas de los clientes’ una anécdota podría ser un caso de éxito donde alguien realizó un esfuerzo de más por un cliente.

Piensa en la perspectiva de tus empleados

Una vez que hayas realizado esta acción con los ejecutivos, debes seguir con el resto de empleados. Permite que tus colaboradores brinden valores e historias las cuales, posteriormente, deberán discutirlas en grupo. Puedes encontrar algunas diferencias respecto a los valores que son más relevantes para cada departamento en particular.

Revisa y modifica

El siguiente paso que debes dar es que tu empresa, en general, resalte los cinco valores que logren definir toda la cultura organizacional. Esto quizá pueda requerir de un gran esfuerzo, sin embargo, también servirá para hacer correr la voz y darles más fuerzas a tus valores principales. Recuerda que esto último también es parte del objetivo.

Formaliza dichos valores y foméntalos

Cuando tengas tus valores definidos, debes fomentarlos en todo momento. Colócalos en las paredes, en el sitio web de la empresa, en las redes sociales, discútelos con frecuencia en las reuniones, etcétera. Desarrolla una estrategia para brindarle atención consistentemente y comparte tus historias de éxito.

Comprométete con los valores de la empresa

Debes usarlos como conductores de tu empresa, especialmente cuando se trata de contratar a nuevo personal, despedir o evaluar el desempeño de colaboradores. Asegúrate de que tu propio liderazgo, se encuentre comprometido con los valores de la empresa.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.