¿Qué es un OKR en RRHH?

KPI en recursos humanos

Objectives and Key Results, o mejor conocido como OKR, es una metodología de gestión que tiene el objetivo de simplificar la forma de enfrentar los objetivos de una empresa. La metodología OKR en RRHH está siendo implementada con más fuerza en la actualidad gracias a los notables resultados que ofrece. En este artículo, a continuación, te hablaremos sobre todo lo que tiene que ver con dicha metodología, la planificación de objetivos de manera sencilla, entre otros puntos relevantes. No te pierdas de nada y continúa leyendo.

Mantener el enfoque en los objetivos de la compañía supone un gran reto para la organización en general. Porque planificar y ejecutar son labores que parecen sencillas en la teoría, pero en la práctica pueden ser más difíciles de lo que se pensaba. Para fortalecer y escalar una empresa, es necesario encontrar un modelo sólido que permita alcanzar los objetivos de manera fácil y rápida. Es aquí donde entra en juego la metodología OKR.

¿Qué es la metodología OKR?

Las siglas OKR (Objectives and Key Results) se traducen al español como: Objetivos y Resultados Clave. Se trata de una metodología que tiene como fin establecer objetivos. Así como también definir las metas que se pretenden cumplir y comunicar los resultados dentro de la organización.

La idea de los OKR en RRHH es manejar los objetivos personales medibles y enfocados a la visión de la compañía. Los OKRs deben ser públicos, y su tarea es medir el desarrollo a nivel de empleado, grupo o equipo y empresa.

Si nos vamos a sus orígenes, vemos que el OKR fue creado en 1970 gracias al entonces CEO de Intel, Andrew Grove. Desde su creación podemos ver que funciona. Por mencionar un ejemplo, Google utiliza la metodología OKR desde 1999. En ese año, la compañía tecnológica contaba con una plantilla de 40 empleados. actualmente, la empresa tiene contratados a más de 60.000 profesionales repartidos a nivel global.

¿Cómo funciona la metodología OKR?

¿Hacia dónde vamos como empresa? ¿Qué pasos debo dar para llegar hasta allá?... con estas interrogantes se puede definir la meta de la compañía. También se puede establecer cómo cada persona o empleado debe trabajar para alcanzarla en el menor tiempo posible.

Objetivos

Los objetivos, básicamente son logros claros y entendibles, concretos y específicos, difíciles pero alcanzables. Estos se deben alcanzan en un periodo de tiempo específico por una persona o un equipo de trabajo, a los que su consecución debe provocar una motivación.

Los objetivos representan una dirección específica de hasta dónde la empresa desea llegar. Además de esto, los objetivos también impulsan a mantener a todos los integrantes de la compañía alineados y comprometidos en el mismo enfoque.

Al momento de establecer objetivos, un consejo a seguir es que estos sean grandes y ambiciosos. Si resultan ser muy ‘fáciles’, será necesario apuntar hacia ideas más grandes.

Resultados claves

Sin una planificación específica es poco probable conseguir cumplir los objetivos establecidos desde el inicio. Los key results funcionan para determinar lo cerca que está la empresa de cumplir con un objetivo. Es decir, se trata de metas intermedias o indicadores que ayudan a la obtención del objetivo.

Por mencionar un ejemplo:

Objetivo principal: Hacer crecer las ventas de un producto específico.

  • KR nº1: Duplicar el número de contactos que se generan cada mes.
  • KR nº2: Acortar el ciclo de ventas en un 20%.
  • KR nº3: Impulsar el cross-sell del producto en cuestión.

De esta manera, podemos observar que cada objetivo tiene sus metas secundarias, lo que vendría siendo los resultados claves. Estas contribuyen a lograr el cumplimiento de los objetivos y a facilitar la llegada de los resultados deseados. Se trata de ir realizan un seguimiento al progreso de la consecución de dicho objetivo principal.

Metodología OKR en RRHH

Como lo hemos visto a lo largo de este post, OKR es un método de gestión interno basado en la fijación de objetivos y los resultados clave a partir de su consecución. Los cuales, guían las acciones a realizar para alcanzar el éxito satisfactoriamente. Para esto, se organiza la manera de trabajar, se generan equipos de trabajo, protocolos de comunicación interna, así como también el seguimiento del performance para cada trabajador.

Te preguntarás ¿Qué tiene que ver la metodología OKR en RRHH? Realmente mucho. Implantar, definir y desplegar un excelente modelo de dirección por objetivos en la empresa es responsabilidad del departamento de recursos humanos. Y adoptar el uso de la metodología OKR es ideal para ello. Además, esto quiere decir que la adopción de dicha metodología de trabajo funge de manera directa sobre el proceso de gestión del talento. Aporta diversos beneficios a dicha gestión y se convierte en una herramienta esencial para diseñar la propia cultura de la empresa. así como también influye en la mejora del clima laboral y, por tanto, en la potenciación del engagement y la motivación de los empleados.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.