OKR vs KPI- Cuáles son sus diferencias y para qué usar cada uno.

indicadores de consecución de objetivos

Al saber diferenciar entre OKR vs KPI, podrás sacarle el máximo provecho a los beneficios que te ofrecen cada uno y mejorar el trabajo de tu equipo y el tuyo personal.

Existen múltiples herramientas de gestión de tareas y proyectos que están al alcance de las empresas y sus directivos para conocer el estado de sus operaciones, los problemas que los afectan o el cumplimiento de resultados.

Como ya lo mencionamos, existen múltiples metodologías, pero dos de las más usadas son: KPIs (Key Perfomance Results) y OKRs (Objective and Key Results). En este artículo vamos a centrarnos en estos dos métodos y hablaremos un poco acerca de sus diferencias. Sigue leyendo y conoce un poco más acerca del OKR vs KPI

¿Qué son los OKRs y los KPIs?

El OKR es una metodología usada por las empresas para definir los resultados esperados. En la práctica, cuando fijas un OKR, generas el conjunto de un objetivo anhelado, es decir, una descripción cualitativa del conjunto de resultados que deben alcanzar.

Por medio de esta metodología, las compañías pueden centrarse en las áreas que consideran las más relevantes para optimizarlas. En pocas palabras, en lugar de crear decenas de objetivos y perderse entre ellos, se busca cumplir un objetivo a la vez. Buscando centrar todos los esfuerzos del grupo de trabajo en lo que es vital para que la empresa avance al siguiente nivel.

Por otro lado, los KPIs son un mecanismo de seguimiento basado en resultados obtenidos. Este señala los procesos clave del negocio y las funciones comerciales; también facilita monitorear el estado de dichos procesos. Existen muchos KPIs, pero se deben seleccionar los que sean más críticos.

Generalmente se recomiendo que se escriban bajo la estructura SMART. Ésta, por sus siglas, significa: específico, medible, alcanzable realista y con un tiempo límite.

Diferencias entre OKR vs KPI

Según el fundador y CEO de Perdoo, Henrik-Jan van der Pol (espero en OKR), ‘los KIPs son como un tablero de un automóvil, te indican cuánto combustible tienes y a qué velocidad andas. Los okr, son como un GPS: te dirigen hacia dónde quieres ir’.

Estas palabras funcionan como un enorme resumen para saber cuáles son las diferencias existentes entre OKR vs KPI. A continuación, conocerás más acerca de estas diferencias:

  • El propósito no es igual: Los objetivos de los KPI son factibles, en general. También representan el producto de un proceso ya existente, mientras que los objetivos pautados de los OKRs son más ambiciosos. Los OKRs no tratan de medir el desempeño de los empleados, sino retan a los colaboradores a ser más productivos para que la empresa avance. Los KPIs sí miden el desempeño y evalúan los procesos o iniciativas existentes.
  • La efectividad se mide de diferentes maneras: El alcanzar los resultados anhelados en los KIPs es positivo, pero en los OKRs no lo es tanto. Realmente, si resulta muy fácil alcanzar los OKRs establecidos, significa que no eran tan ambiciosos como para generar un verdadero impacto.
  • Los OKRs son horizontales y los KPIs verticales: Los OKRs no los imponen las altas posiciones de liderazgo de tu empresa, sino que también pueden surgir desde un trabajo individual o hasta incluso, pueden aplicarse en la vida personal de cada trabajador. En el caso de los KPIs, estos son establecidos por los directivos para medir el desempeño de los empleados.

En definitiva, los OKRs son un marco estratégico, mientras que los KPIs son las medidas dentro de dicho marco. Las cuales pueden formar parte de los resultados clave.

Ejemplos de OKR y Ejemplos de KPI

Los KPIs, literalmente, existen en todos los sectores. Una búsqueda rápida y sencilla puede mostrarte cómo se aplican a todo, desde el comercio de una tienda minorista hasta en los departamentos de recursos humanos. A continuación, podrás observar algunos ejemplos:

  • Departamento de Recursos Humanos: Rendimiento de los empleados, tasa de abandono, tiempo medio de contratación.
  • Industria minorista: Ventas dentro del establecimiento, ingresos por metro cuadrado, ventas por número de empleados.
  • Industria de la tecnología: Ingresos mensuales fijos, tiempo de resolución de tickets, retención o pérdida de clientes.
  • Departamento de ventas: Ingresos por ventas realizadas, llamadas, valor de vida del cliente.

Ahora, los OKR impulsan la planificación ágil de los proyectos gracias a que pueden volverse a aplicar de manera trimestral. También pueden ajustarse para cubrir las necesidades cambiantes. Se parecen a los KPIs, en el sentido de que se basan en métricas, pero las métricas que presentan son más agresivas basadas en objetivos en lugar de algunas mediciones. A continuación, algunos ejemplos:

Incrementar la rentabilidad y conseguir ingresos récord:

  • Alcanzar unos ingresos trimestrales de más de 50.000 dólares.
  • Iniciar las negociaciones y las ventas en 3 nuevos países y lograr que los ingresos de los primeros tres meses superen los 120.000 dólares.
  • Incrementar el margen del beneficio bruto del 21% al 55%.

Comenzar a utilizar con éxito el boletín semanal:

  • Incrementar la base de suscriptores en un 6% por semana, alcanzando los 2500 lectores.
  • Concluir la estrategia de contenidos, la estructura temática y los mensajes claves para los siguientes meses.
  • Incrementar el CTR% por encima de la media del sector 2,8%.

En conclusión, el tema OKR vs KPI es algo que todas las empresas grandes o pequeñas deberían abordar. Fijarse en una metodología, es fijarse en alcanzar nuevos y mayores objetivos.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.