Objetivos de la comunicación interna en la empresa

herramientas de comunicación interna

Uno de los primeros pasos a la hora de diseñar el plan de comunicación interna dentro de una empresa es fijar los objetivos de la comunicación interna. Será, junto al análisis de la situación actual, el punto de partida del documento. Los objetivos son múltiples, así que vamos a conocerlos uno a uno. Pero antes de profundizar en ellos conviene recordar que no los podremos alcanzar son las herramientas de comunicación interna adecuadas. Y es obligación de la empresa ponerlas en mano de sus empleados.

Dar a conocer lo que pasa en la empresa

Es un objetivo que en cierto modo se comparte con la comunicación externa. Pero si está se dirige fuera de las esferas corporativos -clientes, proveedores, inversores, medios en general- la interna apunta a los trabajadores. La plantilla debe conocer la misión, filosofía, valores o estrategia de la empresa para la que trabajan. La comunicación interna es clave a la hora de dar a conocer estos aspectos entre los empleados. Asumir estos valores los convertirá en excelentes embajadores de la marca.

Dentro de esta transparencia destaca que ayuda a evitar la propagación de rumores. Los rumores no dejan de ser conjeturas, que pueden ser ciertas o no, pero que siempre acaban perjudicando la actividad de la organización. Gestionar estas cuestiones también debe ser uno de los objetivos de la comunicación interna. Evitar, identificar y combatir rumores es la mejor forma de evitar estos problemas comunicativos en el interior de la empresa. Ser claros y transparentes o realizar las aclaraciones correspondientes servirá para pararlos.

Gestionar el intercambio de información entre áreas

Una empresa es como el cuerpo humano: cuenta con diferentes órganos que deben trabajar de forma coordinada para alcanzar el éxito. Si uno falla, el resto tendrá dificultades. Por eso, la comunicación interna pretende organizar y mejorar los flujos informativos entre departamentos de la empresa. En cierto modo, este objetivo permite democratizar la comunicación en la empresa. Para ello, contamos con distintas herramientas de comunicación interna:

  • Chat interno, para una comunicación al momento
  • Correo electrónico, para intercambiar documentos
  • Reuniones y videollamadas, para todo tipo de encuentros
  • Portal del empleado, para la descarga de nóminas, cuadrante de turnos, gestión de vacaciones, etc.
  • Manual del empleado, para dar a conocer cómo se trabaja en la organización
  • Encuestas laborales, para conocer el ambiente de trabajo en la empresa
  • Buzón de sugerencias, para conocer y atender las demandas de los empleados

Como decíamos anteriormente, la organización es la responsable de proporcionar estas soluciones de comunicación interna a sus trabajadores. Deberá utilizar sus medios para potenciar el uso del chat interno, regular las reuniones o elaborar un práctico manual de empleado o de bienvenida. Por suerte, herramientas como el software de rrhh de Sesame HR ofrecen una respuesta de lo más prácticas a las necesidades de comunicación interna. Gracias a sus diferentes funciones y a sus alertas y notificaciones, gestionar la comunicación a nivel interno será más fácil.

Crear un sentimiento de pertenencia

Otro de los objetivos de la comunicación interna debe ser reforzar el sentimiento de pertenencia a la empresa. El simple hecho de reducir los rumores y de fomentar una comunicación transparente ya sirve para que se sientan más cómodos en la organización. También el fomento de la comunicación entre departamentos. Se crean unas relaciones interpersonales que desembocan en esa sensación de pertenecer a un colectivo. El esfuerzo será mayor que si no existiese esa unión entre trabajadores.

Una de las consecuencias del sentimiento de pertenencia es que se favorece la retención de talento. Este podría ser otro de los objetivos de la comunicación interna, pues facilita en gran medida el trabajo de recursos humanos. No solo retendremos a los trabajadores más talentosos, sino que evitaremos tener que cubrir las bajas. Una elevada tasa de rotación de empleados va en contra de la cohesión de los equipos, no ayuda a crear ese sentimiento de pertenencia. En cambio, si el talento sigue vinculado a la empresa, se potencian esas relaciones interpersonales.

Democratizar la comunicación: más participación interna

¿Es inevitable que la comunicación interna descendente domine a la vertical? No. Contamos con herramientas de comunicación interna como el buzón de sugerencias o las propias reuniones donde promover la participación interna. Un intercambio de ideas, un diálogo o un debate siempre es positivo para la empresa. La comunicación debe democratizarse. Promover la comunicación ascendente para que la dirección de la empresa sepa qué pasa en los niveles inferiores.

Muchas veces, las altas esferas toman medidas sin conocer las inquietudes o necesidades de sus trabajadores. Decisiones que tienen una repercusión negativa entre la plantilla, generando cierto desapego con la organización. La dirección debe conocer a fondo la realidad empresarial, lo que facilitará en gran medida la toma de decisiones. No basta con escuchar a los trabajadores, hay que hacerles caso y ofrecer una respuesta a sus propuestas o solicitudes.

Compartir los éxitos

El éxito de la empresa es cosas de todos, y la comunicación interna es vital para hacer a toda la plantilla partícipe de los logros conseguidos. El hecho de alcanzar un objetivo, de superar un hito o haber completado un proyecto es un éxito por el que debemos congratular a todos los que han participado en él. Este reconocimiento del trabajo bien hecho es otro de los objetivos de la comunicación interna que nos permitirá potenciar el grado de satisfacción e implicación de los trabajadores con la empresa para la que trabajan.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.