Pasos para diseñar la estrategia de Employee Experience en la empresa

satisfacción del empleado

¿Sabes cómo diseñar el employee experience de tu empresa? La experiencia del empleado se ha convertido en la obsesión de muchos empresarios. Contribuye a generar un mejor clima laboral y ayuda a retener el talento en la organización. Ofrecer una experiencia laboral positiva puede marcar la diferencia entre la continuidad o la marcha de tus trabajadores, y no puedes dejar ningún cabo suelto. Por eso, es importante desarrollar el employee experience paso a paso, una inversión que no tardará en dar sus frutos.

El employee persona y su experiencia

El primer paso para desarrollar la experiencia del empleado será identificar al employee persona y su experiencia en nuestra empresa. El employee persona hace referencia a las motivaciones de la plantilla, sus objetivos, intereses o frustraciones, pero también a su personalidad. Conocer cada una de las etapas que vive en la empresa nos ayudará a conocer la employee experience actual. En este punto conviene recalcar que la experiencia del empleado comienza en el momento en que envía su currículum a nuestra empresa y acaba con su salida de la misma.

Identificar cada employee persona también te ayudará a conocer y atraer el talento de tu empresa. Muchas veces, tanto la dirección como recursos humanos se limitan a considerar a los trabajadores simples números. Sin embargo, detrás de cada perfil hay una persona. Herramientas como las encuestas laborales, workshops o reuniones one to one nos ayudan a conocer estas inquietudes de nuestra plantilla. Si no conoces las motivaciones, problemas o necesidades de la plantilla, no sabrás qué ofrecerles y el employee experience se resentirá.

Definir la propuesta de valor para la experiencia del empleado

A la hora de ofrecer tus productos o servicios seguro que tienes clara la propuesta de valor frente a la competencia. Con la experiencia del empleado pasa lo mismo. “Solo” hay que responder a una pregunta: ¿por qué debería trabajar con nosotros? En este sentido, saber qué ofrecen otras empresas te puede ayudar a diferenciarte de la competencia. La propuesta de valor se puede orientar hacia muchos campos:

  • Compensación y beneficios: salario, vacaciones, días libres, bonus, flexibilidad horaria, teletrabajo…
  • Desarrollo profesional: plan de carrera, formación, comunicación…
  • Clima laboral: ambiente de trabajo y felicidad del empleado, liderazgo, autonomía…
  • Forma de trabajar: la metodología utilizada, el espacio de trabajo, los recursos ofrecidos a los empleados…
  • Organización empresarial: cultura corporativo, valores de empresa, gestión del talento, digitalización…

Como ves, las propuestas de valor no son incompatibles entre sí sino que pueden combinarse. Es más, muchas veces son consecuencia directa de otra. Por ejemplo, ofrecer un horario flexible que facilite a los trabajadores conciliar la vida personal y profesional redundará en un mejor ambiente de trabajo. Tras definir la propuesta de valor, crearemos el employee experience.

Implantación del employee experience

Llegados a este punto nos haremos una nueva pregunta: ¿qué puedo hacer para generar esa propuesta de valor? Estamos en un punto crítico para la experiencia del empleado, así que vamos a conocer las 5 claves para implantar el employee experience en la empresa:

  1. Escuchar a los trabajadores: de nuevo tenemos que atender las necesidades, objetivos o motivaciones de cada empleado. Conocer a los trabajadores te permitirá aplicar las medidas que de verdad necesitan para mejorar su experiencia laboral.
  2. Mejorar el entorno: crear un ambiente de trabajo cómodo es fundamental para mejorar el employee experience. Algo tan simple como tener luz natural, sillas ergonómicas o el material y equipos necesarios para su trabajo contribuye a la satisfacción de la plantilla.
  3. Recompensas: cuanto más gana el trabajador, más gana la empresa. El sueldo es un aliciente más para rendir, pero también lo son los incentivos de los proyectos o los beneficios que pueda obtener. La plantilla debe sentir que su trabajo está valorado y bien recompensado.
  4. Employee journey maps: se puede dividir en cuatro fases, según la etapa en que se encuentra. Candidate, onboarding, engagement y offboarding. Introduce las medidas necesarias para mejorar cada una de estas etapas.
  5. Transparencia: una buena comunicación es clave para evitar rumores y facilitar la implantación de las nuevas medidas. Los trabajadores deben estar informados en todo momento de los cambios, el por qué de las novedades y cómo se beneficiarán.

La implantación del employee experience debe ser paulatina. No podemos cambiar la forma de trabajar de un día para otro, pues tendría graves consecuencias para la empresa. Contar con un calendario para adoptar medidas facilitará la adaptación a la nueva situación. Un cambio radical puede tener el efecto contrario al deseado.

Análisis de resultados: ¿ha mejorado la experiencia del empleado?

El último paso de nuestra estrategia de employee experience consiste en analizar los resultados y rediseñar la estrategia si es necesario. De nuevo, las encuestas de clima laboral nos pueden revelar si hemos acertado con los cambios o hay que retocar algo. Hay que tener en cuenta que la experiencia del empleado es algo que debemos trabajar a largo plazo. Los beneficios no se notarán de un día para otro, sino que los trabajadores los notarán poco a poco. Es recomendable hacer el análisis una vez al año.

Otra opción es introducir pruebas piloto en algún departamento. Antes de involucrar a toda la empresa, puedes testar una medida destinada a mejorar el employee experience en un departamento o equipo de trabajo. Esto te permitirá saber si vale la pena expandirla al resto de la organización o si es preferible buscar alternativas sin afectar a toda la empresa. En cualquier caso, el seguimiento y reorientación de estrategias de employee experience deben ser continuos.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.