10 maneras de combatir el síndrome boreout en el trabajo

¿cómo combatir el síndrome del boreout?

Dentro de los riesgos derivados por la carga y organización del trabajo encontramos el síndrome del boreout y el de burnout, que podrían traducirse como «aburrimiento» y «agotamiento». Aunque para muchos pueda parecer algo sin importancia, lo cierto es que tu lugar de trabajo y tareas no deberían provocarte ninguna de estas dos cosas, ni mucho menos llegar al caso de provocar síndromes derivados de estas sensaciones.

En este caso vamos a centrarnos en el síndrome de boreout o el desgaste profesional para que puedas prevenirlo y/o detectarlo en tu empresa y mejorar la experiencia de empleado en tu empresa con todos los beneficios que conyeva.

¿Qué es el síndrome de boreout y cómo se puede combatir?

El síndrome de boreout repercute de forma directa en la salud laboral, se trata de un término acuñado por Philippe Rothlin y Peter R.Werder en 2007 y hace referencia al aburrimiento crónico. El síndrome de boreout es un preludio del presentismo laboral y se trata de sentir la obligación de estar en el lugar de trabajo durante horas sin saber qué hacer. Es algo realmente desmoralizador y desmotivador, por lo que la mejora de la productividad del empleado y su predisposición se ven afectadas negativamente.

Muchos de los trabajadores que presentan el síndrome de boreout sienten que las tareas que desempeñan en el trabajo no presentan ningún tipo de desafío, por lo que terminan matando el tiempo realizando otro tipo de tareas como consultar webs o redes sociales. Según un estudio de Dan Malachowski el 33% de los encuestados llegan a emplear 2 horas de su jornada laboral procrastinando.

Para combatir el síndrome de boreout hay que saber identificarlo

Según los autores Philippe Rothlin y Peter R. Werder en el libro «El nuevo síndrome laboral Boreout», este síndrome cuenta con 3 características principales: el aburrimiento, la infraexigencia y el desinterés.

El aburrimiento viene dado por un a apatía hacia el trabajo y sus tareas, asó como el no saber qué hacer durante la jornada.

La infraexigencia es causada por la cantidad de tareas monótonas y repetitivas. El empleado termina con la sensación de no poder rendir o no estar dando todo lo que uno puede dar.

El desinterés resulta de la suma de todo lo anterior, el trabajador experimenta una gran falta de identificación con el trabajo.

Entre las causas del boreout más comunes se encuentra la falta de planificación, la imposibilidad de ascenso o mejoras laborales, la falta de estimulación, la sobrecualificación, las labores repetitivas… Es por ello que es muy importante no caer en estos errores para lograr mantener la motivación de los trabajadores. Pero, ¿qué más puede hacer la empresa para evitar el síndrome del boreout?

Acciones para prevenir y evitar el boreout

La clave para la prevención del boreout está en poner el foco en el trabajador para mejorar su situación laboral, por lo que la comunicación es la clave. Además, también es muy importante tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Dejar claras las responsabilidades del empleado/a.
  • Definir sus funciones y su rol en la empresa.
  • Realizar mejoras continuas para trabajar el clima laboral.
  • Proporcionar herramientas, como charlas, reuniones o programas, en los que se den claves para el control emocional, la resolución de problemas, productividad y motivación.
  • Mejorar la comunicación y promover la participación de los trabajadores.
  • Trabajar la pertenencia de grupo.
  • Facilitar la flexibilidad horaria y el smart work. Para ello se pueden utilizar herramientas como Sesame Time, que permite el control de fichaje y la gestión de proyectos, así como la gestión de vacaciones y ausencias, por lo que el empleado toma el control de su jornada laboral.
  • Facilitar información y formación sobre el trabajo que ha de realzar en la empresa.
  • Asignar nuevas tareas y proyectos de forma puntual para aportar frescura.
  • Establecer reuniones o encuentros trimestrales para establecer feedback y una buena relación del trabajador con el departamento de recursos humano.

Como ves, pensar que un empleado sufre el síndrome de boreout porque no es apto para el puesto o porque no tiene las cualidades suficientes se trata de un error y un fracaso en la política de recursos humanos. Normalmente detrás de este síndrome se encuentran errores y problemas en el sistema de trabajo o en la empresa, que llevan a los trabajadores a la desmotivación y al hastío. Además, se trata de algo que se va expandiendo entre los trabajadores, por lo que resulta indispensable una buena gestión de las personas, preocuparse por ellas, actualizar las cargas de trabajo, escuchar sus necesidades, analizar para encontrar posibles problemas…

Y tú, ¿qué medidas implementarías en tu empresa para evitar el síndrome de boreout?

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.