Cómo definir los KPIs de RRHH imprescindibles para una buena gestión

informes de RRHH

La medición de resultados es importante para todas las empresas que necesiten tomar mejores decisiones para así lograr crecer y evolucionar. Anteriormente, hablar de KPI en el sector de las ventas o marketing era algo muy común. Sin embargo, actualmente se utilizan con más frecuencia los KPIs de RRHH, justo en el área de personas y talento. Definir los indicadores de recursos humanos es esencial para obtener la máxima productividad del capital humano de la compañía. Esto nos permitirá alcanzar los objetivos estratégicos en dicho departamento.

Si se te hace muy difícil definir los KPIs de RRHH de la manera tradicional, entonces debes apoyarte en el uso de un software de rrhh. Sesame, es un programa informático de recursos humanos que contiene un gran número de informes de rrhh y de indicadores que podrás utilizar cuando lo necesites. Utilizando este tipo de herramientas digitales podrás tener un ahorro de tiempo significativo y optimizar todos los procesos y gestiones del departamento.

¿Qué son los indicadores KPIs de RRHH?

Un KPI, o también llamado, indicador de desempeño, es una unidad de métrica que se encarga de medir el rendimiento de una actividad específica. El objetivo es que podamos utilizarlo como referencia a la hora de analizar procesos o actividades en función a las metas que se deseen alcanzar. En otras palabras, los KPIs de RRHH nos permitirán medir el éxito de las acciones que se llevaron a cabo, encontrar posibles fallas y ayudarnos a tomar buenas decisiones.

Características de un KPI

  • Concreto. El indicador debe ser tangible, estar delimitado y hacer referencia a algo en específico.
  • Medible. Si no se puede medir, entonces no es un KPI.
  • Asequible. Debes ser realista al crear los KPIs que van a conseguir el éxito o el fracaso de tus acciones.
  • Relevante. Evalúa solamente lo que importa. No malgastes el tiempo con indicadores que no aportan valor a tu empresa.

¿Cómo crear un KPI en recursos humanos?

Los KPIs de RRHH te ayudarán a ver el desarrollo del departamento, realizar previsiones, etcétera. Por tanto, es importante definirlos correctamente desde un principio y que estos te puedan servir a lo largo del tiempo. Para crear un KPI eficiente, debes tener en cuenta cuatro aspectos:

  • Unidad de medida. Debemos definir qué es lo que vamos a medir. Por ejemplo, el coste medio que supone la contratación de trabajadores o el porcentaje de veces que un empleado se ausenta por enfermedad.
  • Objetivo. Es importante implantar unos objetivos previamente, ya que los KPIs nos permitirán alcanzarlos. Dichos objetivos deben ser SMART: Espcíficos, medibles, alcanzables, realistas y se deben poder alcanzar en el tiempo. Por mencionar un ejemplo, un objetivo SMART podría ser, disminuir las ausencias por enfermedad al 2,5% en los próximos 4 años.
  • Fuente. Es fundamental tener claro desde un principio con qué herramientas contamos para extraer nuestros datos. Esto lo podemos realizar mediante un software especializado de recursos humanos.
  • Frecuencia. También debes determinar cada cuánto tiempo vas a revisar cada KPI y definir una periodicidad.

Para entenderlo de una mejor forma, vamos a mencionar un ejemplo a continuación:

  • Medida: Cantidad de años que permanece habitualmente un trabajador en la empresa.
  • Objetivo: 1 año.
  • Fuente: Software especializado de RRHH.
  • Frecuencia: Cada tres meses.

Los KPIs de RRHH más importantes

Retención de talento

Este indicador nos permite conocer la estabilidad laboral de una compañía. En otras palabras, nos ayuda a conocer la disposición media del empleado a quedarse en la compañía. Este KPI va ligado a otros factores como lo son el clima laboral o la retribución. Además de lo que le cuesta a la empresa perder un trabajador, la fuga de talento requiere de tiempo para reclutar a una nueva persona y capacitarla. En teoría, una tasa alta de rotación implica enormes costes para la organización empleadora.

Duración en el puesto

Muchas de las renuncias por parte de los empleados guardan relación con el tiempo que pasa un trabajador en un mismo cargo. Si los tiempos son muy largos, muchos empleados tienden a buscar nuevas oportunidades y salir de la compañía. Se puede calcular el tiempo medio que demora un empleado en ascender sumando el número de meses que lleva cada trabajador con el mismo cargo y luego dividiendo el resultado entre el número total de colaboradores en la empresa.

Formación y capacitación

La formación para trabajadores afecta directamente en el desarrollo de la actividad profesional de la compañía. Este KPI de RRHH nos permite mejorar la productividad de cada empleado individualmente. A través de la formación subvencionada para organizaciones se puede mejorar el employer branding de la empresa. También darles motivación a los trabajadores, incrementar el grado de satisfacción de los empleados en la empresa y el tiempo que demora un trabajador para realizar una actividad.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.