¿Qué es una evaluación por desempeño de competencias?

Cómo medir las habilidades y el rendimiento de los empleados

Una de las muchas responsabilidades del departamento de Recursos Humanos es medir el nivel de talento y rendimiento de la plantilla. A partir de este análisis se podrán identificar las carencias de la empresa y necesidades de refuerzo de la plantilla, además de los candidatos potenciales a la promoción interna o los trabajadores más talentosos.

Hay diferentes formas de realizar este análisis del capital humano, y una de las más comunes es la evaluación por desempeño de competencias, alternativa a la evaluación por objetivos. Para ello, puedes ayudarte de un programa para hacer encuestas laborales.

Qué es la evaluación por desempeño de competencias

De acuerdo con este modelo de evaluación, el desempeño de los trabajadores se mide a partir de las competencias necesarias en su puesto de trabajo. Las habilidades o aptitudes que necesita en su día a día para un desempeño exitoso de su trabajo.

A diferencia de la evaluación por objetivos, que es cuantitativa, las competencias son una métrica cualitativa aunque su evaluación también puede ser cuantitativa. Además, permite ir más allá de los fríos datos.

Por ejemplo, durante el proceso de onboarding de empleados seguro que ese trabajador ha pasado por un periodo de formación interna donde ha asimilado la forma de hacer de la empresa.

A partir de la evaluación por desempeño de competencias se puede analizar si el método de trabajo que se utiliza en la compañía es buena. Si la evaluación por objetivos analiza qué se ha conseguido, aquí se tiene en cuenta cómo se ha conseguido, el camino para completar sus funciones.

Este sistema de evaluación del desempeño también permite estudiar el desarrollo del empleado y el sistema de formación, o en su defecto reforzar o crear los mecanismos de formación necesarios para que los nuevos trabajadores asimilen las competencias necesarias. Como bien sabrás, la formación debe ser algo continuo.

Cada año hay que renovarla, y evaluando el desempeño por competencias sabemos si esta formación es adecuada a las necesidades de la empresa o hay que preparar mejor a los trabajadores.

Competencias generales y específicas

En una empresa conviven diferentes perfiles, y aunque el objetivo siempre sea el mismo no todos los puestos de trabajo exigirán las mismas aptitudes. Por eso, se puede diferenciar entre las competencias generales y las específicas.

Ambas son igual de importantes a la hora de conseguir los objetivos establecidos por la organización, siendo las primeras generales para todos sus integrantes y cambiando las segundas según el perfil de cada trabajador:

  • Competencias generales: más que con el puesto de trabajo o cargo, son competencias acordes a la cultura empresarial y valores corporativos, las habilidades que la empresa quiere para todos sus trabajadores. La capacidad de trabajar en equipo, el compromiso o la honestidad son algunos ejemplos.
  • Competencias específicas: son aquellas puramente relacionadas con el puesto de trabajo. Cambian según el cargo del empleado analizado, o pueden tener más o menos prioridad. Por ejemplo, en un comercial primará la capacidad de hablar en público mientras que en un jefe de planta será prioritaria la capacidad de liderazgo o dirección de equipos humanos.

Cómo hacer la evolución por competencias

Lógicamente, una evaluación por desempeño de competencias comienza con la elección de las competencias a valorar y para ello disponer de un software especializado en esta tarea puede ser de gran ayuda. Son los parámetros a partir de los que se analiza al trabajador, de modo que deberán ajustarse tanto al puesto de trabajo que ocupa como al rol que desempeña. Según el puesto, puede ser el liderazgo, la integridad, la orientación al cliente, la capacidad de persuasión, la iniciativa propia… A menudo, estas competencias se puntúan en base a criterios numéricos, por ejemplo de 1 a 5 o de 1 a 10.

A continuación hay que definir cuándo se hará la evaluación. Siempre es preferible hacer que coincidan con los periodos de menor carga de trabajo. El objetivo es no sobrecargar ni a los trabajadores ni a los responsables de recursos humanos encargados de llevarlas a cabo.

Por eso, se planificará la periodicidad con que se hacen y la frecuencia del feedback. Informar a los trabajadores sobre el resultado será clave para que puedan incidir en el refuerzo de esas competencias clave para su puesto de trabajo donde flojean más.

Evaluación continua del desempeño por competencias

Está claro que a medida que un empleado gana experiencia en su puesto de trabajo, refuerza sus competencias. La experiencia es algo que ninguna formación puede dar, de ahí que la evaluación continua se haya puesto de moda en la evaluación por competencias. Permite detectar problemas antes de que sea demasiado tarde, actuar en consecuencia; y se transmite al trabajador la sensación de que el objetivo del análisis es ayudarlo a crecer en la organización, siendo más proactivo ante el feedback ofrecido.

Competencias y onboarding de empleados

A la hora de contratar a un trabajador hay que tener en cuenta sus competencias, pero estas se pueden potenciar o reforzar en el proceso de onboarding de empleados. Herramientas como Sesame nos ayudan a dar estos primeros pasos, a que no se nos olvide nada y a ofrecer a las nuevas incorporaciones a la empresa la bienvenida adecuada. En ella se puede incluir esa formación para reforzar las competencias necesarias en su día a día, reforzando aquellas en las que quizá ande un poco más flojo.

Utilizar la evaluación por desempeño de competencias es una excelente forma de analizar las habilidades de los trabajadores. Es una forma de eliminar los condicionantes de la evaluación por objetivos, a menudo alterada por el tipo de clientes, la zona o el tipo de tarea encargada al trabajador evaluado; donde la capacitación prima por encima de la experiencia.

No es extraño que cada vez sean más las empresas que la utilizan, ya que es relativamente simple y ofrece una información muy útil sobre las aptitudes de la plantilla.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.