Reclutamiento colaborativo dentro de la empresa

reclutamiento colaborativo

¿Quién elige a los miembros del equipo? Generalmente, el reclutamiento está en manos del equipo de Recursos Humanos en colaboración con la dirección de la empresa. Es lo que conocemos como reclutamiento colaborativo, un fenómeno cada vez más de moda.

El reclutamiento colaborativo apareció en Silicon Valley. De California se extendió al resto de los Estados Unidos. Y desde allí, al mundo.

Como otros tantos procesos de RRHH, ha experimentado un gran cambio en los últimos años. Te invitamos a descubrir qué es un reclutamiento colaborativo y cómo puede ayudarnos.

Qué es el reclutamiento colaborativo

Se trata de un proceso que involucra a los empleados en la elección de nuevos compañeros. El objetivo del reclutamiento colaborativo es realizar contrataciones de mayor calidad. El hecho de involucrar a los trabajadores facilita la afinidad de los nuevos empleados.

En su concepción original, se limitaba a los compañeros del propio equipo. Sin embargo, este concepto ha evolucionado. Actualmente, el reclutamiento colaborativo cuenta con la aportación de los diferentes departamentos de la organización.

Como en cualquier proceso de selección, antes de proceder hay que definir las características que se buscan. Los roles y tareas del nuevo trabajador, las funciones que desempeñará y los requisitos que debe cumplir.

Ejemplos

Para entender mejor este fenómeno, vamos a ver algunos ejemplos de reclutamiento colaborativo. El más popular es el programa de referidos.

Los propios trabajadores recomiendan a personas que conocen para cubrir las vacantes. Proponen candidatos que, a su juicio, encajarán en la vacante.

Otro ejemplo puede ser la búsqueda de un sucesor dentro de la empresa. Cuando un empleado se jubila o se produce una vacante en un puesto de mando, hay que cubrirla.

La dirección o RRHH se pueden reunir con este empleado y el resto de mandos en busca del sucesor. Dentro o fuera de la organización.

ES - INBOUND - Guide - Reclutamiento

Ventajas del reclutamiento colaborativo

Hay muchas razones para apostar por el reclutamiento colaborativo. Se suele incidir en que nadie conoce las necesidades de la organización como el propio empleado.

Y si conoce a alguien que las cubra, encontrará al candidato adecuado. Pero hay más beneficios del reclutamiento colaborativo:

  • Facilita la adaptación. El proceso de onboarding y la adaptación serán más rápido. La nueva incorporación conocerá de antemano a alguno de sus compañeros.
  • Evitamos sorpresas. Un nuevo trabajador puede ser una caja de sopresas. ¿Encajará? ¿Cumplirá las expectativas? Cuando conocemos al trabajador, reducimos el riesgo de sorpresas.
  • Reclutamiento más rápido. Permite acortar los tiempos del proceso de selección. Nos ahorramos la criba de CV, y la vacante se cubrirá mucho antes.
  • Candidatos de calidad. Acudir a nuestros propios empleados debería garantizar que los nombres propuestos cumplen los requisitos.
  • Sentimiento de pertenencia. Involucrar al equipo en el reclutamiento de nuevos trabajadores hace que se sientan parte de la empresa.
  • Mirar más allá del currículum. Cuando recibimos un currículum, tenemos un documento con una información. Nuestros trabajadores nos ofrecen una descripción del candidato infinitamente más eficiente que el frío currículum.

Contras del reclutamiento colaborativo

Cuesta encontrar reclutamiento colaborativo desventajas. Una de las más claras es que podemos obtener el resultado opuesto al esperado.

Por ejemplo, cuando la recomendación no es la adecuada y RRHH es incapaz de detectarlo. Algo que afectará al trabajador que propueso al candidato.

También podemos generar frustración en nuestros empleados cuando descartamos a sus candidatos. Al fin y al cabo, lo han propuesto tras hablarlo con él, siendo una apuesta personal.

Uno de sus riesgos es que limita el talento disponible. Nos centramos exclusivamente en aquellos candidatos propuestos por los empleados. Sin embargo, hay mucho talento que quedará fuera del proceso.

Finalmente, debes tener claro que no garantiza el éxito. Podemos dar con una propuesta que sobre el papel encaja a la perfección con el puesto. El candidato superará los diferentes filtros y entrevistas.

Cómo aplicarlo paso a paso

No hay una metodología única a la hora de aplicar el reclutamiento colaborativo. Sin embargo, sí que encontramos una serie de pasos habituales que nos ayudarán a implantar esta estrategia.

Así puedes aplicar el reclutamiento colaborativo en 4 pasos:

  1. Contactos iniciales. Muchas veces, el reclutamiento colaborativo empieza con conversaciones informales. De ahí avanzamos a reuniones formales con miembros de los diferentes departamentos.
  2. Perfil y base de datos. Establecemos el perfil del candidato, y lo compartimos con los empleados. A continuación, crearemos una base de datos con las candidaturas propuestas por nuestro equipo.
  3. Proceso de selección. Más allá de solicitar propuestas, podemos incluir a miembros del equipo en las entrevistas. En especial, a los trabajadores del departamento donde está la vacante.
  4. Incentivos a los colaboradores. Si decides implantar el reclutamiento colaborativo, no pueden faltar los incentivos a la plantilla. Propondrán a los mejores candidatos, y mantenemos su motivación.

No podemos pasar por alto que el reclutamiento colaborativo es compatible con otros modelos de selección. Como hemos dicho, hay mucho talento fuera del radar de nuestros trabajadores y no podemos cerrar esta puerta.

Contar con un software de Recursos Humanos como Sesame HR nos ayudará a gestionar mejor estas bolsas de candidatos. Tanto los propuestos por los trabajadores como aquellos que han pariticipado en procesos anteriores. O los que envían su currículum de forma esporádica.

¿Te ha parecido interesante? En el blog de Sesame HR encontrarás más información sobre reclutamiento colaborativo y selección de personal.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.