Reclutamiento colaborativo: ventajas de incluir al equipo en el proceso de selección

reclutamiento colaborativo

La inmensa mayoría de empresas dejan la selección de trabajadores en manos del departamento de recursos humanos y/o la dirección de la organización. Pero, ¿por qué no involucrar al equipo de trabajo en el proceso de selección de personal? ¿por qué no utilizar alguna herramienta de selección de personal que facilite este tipo de reclutamiento?. Es una tendencia que no deja de ganar peso, y que se conoce como reclutamiento colaborativo o programa de referidos. Nacido en Silicon Valley como otras muchas tendencias que llegaron para quedarse, vamos a conocer los beneficios del reclutamiento colaborativo.

Un proceso de selección de personal más rápido

Una de las diferencias más evidentes entre un proceso de selección convencional y el reclutamiento colaborativo es que con este último se reducen los plazos. Si se siguen los cauces convencionales, al equipo de recursos humanos le llegarán un montón de currículums que deberá filtrar, hacer las entrevistas correspondientes, etc. En cambio, si se parte de las referencias de los trabajadores el número de currículums se reduce mucho suprimiendo el cribado y entrevistas que no llevan a ninguna parte.

El hecho de eliminar fases del proceso de selección de personal permite ocupar antes las vacantes, de modo que la empresa recuperará antes la productividad. Uno de los problemas de cualquier proceso de selección es que se abre cuando hay una vacante que no se cubrirá hasta que acabe. Con el reclutamiento colaborativo, este proceso se acelera y la vacante se cubre antes. Una ventaja más al ahorro económico que supone al invertirse muchos menos recursos que en un proceso convencional.

Seguro que la empresa quiere atraer candidatos con talento. El reclutamiento colaborativo suele facilitar la llegada de candidatos de calidad, que se ajusten a los que busca la empresa. Muchas veces, llegan currículums de candidatos que están a años luz de lo que busca la empresa. Candidatos de baja o nula calidad que hacen perder el tiempo a los reclutadores. En cambio, cuando son los trabajadores quienes proponen a los candidatos presuponemos que solo referirán candidatos con talento.

El reclutamiento colaborativo evita sorpresas

A veces, contratar a un trabajador es como tirar una moneda al aire. ¿Cumplirá con las expectativas que se han depositado en él? ¿Se adaptará bien al puesto? ¿Piensa a largo plazo o se irá cuando le salga algo que le interese más? El hecho de contar con la ayuda del equipo que trabajará con el nuevo empleado siempre es un plus a la hora de minimizar los riesgos asociados a la contratación de trabajadores. La mayor diversidad de criterios permite tomar decisiones más objetivas.

Hay que tener en cuenta que los trabajadores son los que mejor saben qué necesita la empresa, qué características debe tener la nueva incorporación. En ocasiones, lo que busca la dirección de la empresa o el equipo de recursos humanos no coincide con las necesidades que identifica el equipo de trabajo. Son los que están al pie del cañón cada día, los que saben el perfil que mejor encaja en la vacante y su opinión puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la elección.

Trabajadores más implicados

Tanto la plantilla como el trabajador seleccionado mediante este proceso estarán más implicados en el día a día de la empresa. Los empleados implicados en el proceso de selección personal ven que la empresa valora sus opiniones, conocimientos o experiencia. Esto también llevará a una menor rotación de empleados. Una de las principales razones para abandonar el puesto de trabajo es la falta de sintonía con la dirección, pero la involucración en los asuntos importantes minimiza este problema.

Lo mismo pasa con los trabajadores incorporados mediante reclutamiento colaborativo. Muchas veces están referidos por colegas, saben de primera mano a qué se enfrentan, los pros y contras del puesto de trabajo que van a ocupar, algo que no pasa con los trabajadores seleccionados por cauces convencionales. Siempre puede haber excepciones, pero en la mayoría de casos la contratación será un éxito.

También contribuye a minimizar la tasa de rotación la rápida adaptación de los candidatos. Sus nuevos compañeros han formado parte del proceso de selección, es fácil que conozca personalmente a algunos de ellos, y esta mayor relación facilita el proceso de aprendizaje en el nuevo puesto. Los recién llegados se sentirán más cómodos, y no tardarán en ofrecer su mejor versión. Además, se tiene la certeza de que su perfil se ajusta exactamente a lo que necesita la empresa.

Sesame HR para el reclutamiento colaborativo

Herramientas de hiring como el software de rrhh de Sesame HR juegan un papel clave en el proceso de reclutamiento colaborativo, pues permiten gestionar el proceso de selección de personal al equipo al completo. El proceso se agiliza todavía más, todas las partes implicadas tienen acceso en tiempo real a las diferentes candidaturas y permite hacer un completo seguimiento.

La mejor forma de saber si algo funciona o no es probarlo antes. A grandes rasgos, esto es lo que permite el reclutamiento colaborativo: testar a los potenciales trabajadores con los que serán sus compañeros. Haciendo que interactúen y conocer la opinión de los trabajadores ayuda a crear una visión más acertada de lo que dice el currículum. Si las vibraciones son buenas, puede ser una buena elección; si no congenian, quizá sea mejor buscar a otro candidato.

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.